lunes, 26 de enero de 2015

Marcela Mar

T
odos mis trabajos me los he ganado gracias a constancia, talento y carisma, aunque también hay una gran parte que se la debo a la suerte. He sido estudiante, ama de casa, prostituta, psiquiatra, amante, policía… lo que me ha permitido explorar muchos universos. Cuando actúo siento que mi espíritu se eleva, me siento plena”. Así es Marcela Gardeazabal, más conocida como Marcela Mar, que nació el 16 de marzo de 1979 en Bogotá, Colombia.

 
Marcela tuvo una infancia feliz, solo quebrantada por la muerte de su padre cuando solo tenía 7 años. La figura paterna pronto la asumió Augusto Martelo, el segundo marido de su madre y quien despertó en ella su vena artística: “Empecé a estudiar teatro a los 8 años, en el Teatro Nacional de Bogotá porque consideró que tenía madera de artista”. También su madre empezó a llevarla a castings y fue elegida para participar en varios anuncios publicitarios.

 El salto a la televisión lo dio a los 12 en la telenovela ‘Espérame al final’, pero acabadas las grabaciones su madre la obligó a terminar los estudios:“No le parecía bien que solo trabajase, así que me centré en mis clases hasta graduarme. Después, con 17, empecé a estudiar interpretación con Alfonso Ortiz”.

 La vida le dio un nuevo revés cuando su madre se separó y ella se marchó a vivir sola. Fue entonces cuando conoció al actor Gregorio Pernía, con quien enseguida se unió sentimentalmente.

 A su estabilidad personal se sumó una buena racha profesional, pues en 1998 asumió su primer papel protagonista. Fue en la serie ‘Sin límites’, trabajo que le valió el Premio TVyNovelas a la Mejor Actriz Protagonista.

 Su siguiente premio fue el nacimiento de Emiliano en 1999: “Ser madre es lo más importante de mi vida”. En contrapartida, su relación con Pernía llegó a su fin meses más tarde.

 Marcela se volcó en el cuidado de su hijo y en el trabajo, participando en producciones como ‘Pedro, el Escamoso’…

 … o ‘Todos quieren con Marilyn’.

 En 2007 protagonizó la novela ‘Pura sangre’, junto a Rafael Novoa…

 … y rodó ‘Satanás’, película con la que dio el salto internacional.

Ese mismo año afrontó otro proyecto cinematográfico: ‘El amor en los tiempos del cólera’, junto a Javier Bardem. Fue en esta donde conoció al productor Scott Steindorff: “Me siento afortunada. Estaba esperando a alguien que fuera perfecto para mí y lo he encontrado”. Sin embargo, este amor tampoco fue el definitivo.

 En 2008 viajó a Los Ángeles: “Hollywood no me obsesiona, pero quiero estudiar inglés y actuación. Me siento una actriz del mundo, así que iría a cualquier país por trabajo”.

 A finales de año el amor se volvió a cruzar en su camino, esta vez en la persona del empresario Alfredo Villaveces.

 Al año siguiente, y tras pasar varias pruebas con la directora de cásting española Silvia Quer, logró el personaje de Ingrid Betancourt en ‘Operación Jaque’.

 Luego participó en la serie ‘Mentes en shock’ y en la película ‘La cara oculta’, junto a los españoles Quim Gutiérrez y Clara Lago, donde encarna a una violinista.

 Después llegó la cinta de animación ‘Gordo, calvo y bajito’. “Me gustó rodar una película que pudiera ver con mi hijo”, comentó.

 Después de dar vida a la villana en ‘El Talismán’, telenovela que grabó en 2012.

 En 2014 volvió a hacer de las suyas en el filme ‘Cambio de ruta’, que rodó en Playa del Carmen, México. Tuvo por compañera a la española Carolina Bang.

 Además, grabó la serie ‘Demente criminal’, con Lorena Rojas, Sebastián Ligarde, Gabriel Valenzuela y María Fernanda Yepes. 


 Y estrenó la obra de teatro ‘Venus en piel’, junto a Julián Román, Leon en ‘Los Reyes’.

Marcela ha creado con la actriz Alejandra Sandoval, también de ‘Pura sangre’, la fundación Rayito de Sol en la región colombiana del Chocó, una de las más pobres del país.

 Y entre tantos compromisos laborales y solidarios, Marcela Mar, de 35 años, tiene un nuevo y apasionante proyecto: su boda con Alfredo Villaveces.





FOTOS






Marcela Mar

No hay comentarios:

Publicar un comentario