miércoles, 15 de octubre de 2014

Fabián Ríos

“D
entro de mi hogar la apariencia y la fama son secundarias y trato de alimentar los aspectos que sí van a durar toda la vida, como el amor y la familia. Estoy agradecido a Dios por las oportunidades laborales que he tenido, pero trato de encontrar el equilibrio y no dejarme llevar por las cosas banales”. Y es que la vida de Fabián Ríos, que vino al mundo el 5 de julio de 1980 en Santander, Colombia, es un ejemplo de equilibrio, sensatez y esfuerzo.

Recuerda que desde niño soñaba con ser actor, pero no fue hasta la adolescencia cuando, armado de valor, decidió dejar su ciudad natal y comenzar sus estudios de actuación en la localidad colombiana de Bucaramanga.

Antes de conseguir sus primeros papeles, le llegaron propuestas como modelo, que no dudó en aceptar para obtener algunos ingresos. Estos trabajos le abrieron las puertas de varios programas de televisión.

Esta etapa le aportó seguridad en sí mismo y dio un nuevo e importante paso: trasladarse a la capital, Bogotá, para ingresar en una de las más prestigiosas escuela del país y continuar su formación.

La oportunidad soñada le llegó en 2002, cuando afrontó su primer personaje en la telenovela ‘Siete veces Amada’. Un trabajo que se vio recompensado con una nominación en los Premios TVyNovelas en la categoría de Mejor Actor Revelación Juvenil.

Esto supuso un impulso para él, que asumió con ilusión y grandes dosis de motivación su siguiente personaje, Jackson, en ‘El auténtico Rodrigo Leal’, que grabó durante 2003. 


Fabián no solo gozaba de éxito y reconocimiento en el terreno profesional, sino también en el personal, pues vivía una relación estable junto a la también actriz Yuly Ferreira.

En 2005 se involucró en un nuevo proyecto, ‘Padres e hijos’, que precedió a ‘Floricienta’, donde asumió por primera vez el papel de malo.

Poco tiempo después asumió el papel más importante de su vida: el de padre. Su hija, Lucía, vino a culminar la felicidad de su relación”.

El salto internacional vino en 2008 de la mano de ‘Sin senos no hay paraíso’, producida por Telemundo, lo que le llevó a trasladarse a Miami, donde se instaló definitivamente junto a su familia.

Tras el éxito de esta producción, se involucró en ‘Doña Bella’ y, nada más terminar, en 2010…

… asumió el papel de Montecristo Palacios en ‘El fantasma de Elena’, junto a Segundo Cernadas, Elizabeth Gutiérrez y Ana Layevska.

En 2011 se sumergió de lleno en las grabaciones de ‘Los herederos del Monte’.

En 2012 
se sumó al elenco de ‘Corazón valiente’, donde su química con Ximena Duque le valió numerosos galardones como el Premio Tu Mundo a la Mejor Pareja y al Beso más Rico.

El año pasado repitió con Ana 
Layevska (‘El fantasma de Elena’) y José Luis Reséndez (Los herederos del Monte’) en ‘Dama y obrero’, donde volvía a hacer de malo.

Por otro lado, formó parte  de la lista de Los 50 más bellos que confecciona la revista ‘People en Español’.

A sus 34 años, este actor apasionado de las bicecletas, espera nuevos proyectos y no pierde la esperanza de debutar en la gran pantalla: “Es a lo que me quiero dedicar y me preparo para cuando llegue el momento”.

En el ámbito personal, sueña con aumentar la familia: “Tener otro hijo me haría muy feliz”.





FOTOS







   
Fabián Ríos

No hay comentarios:

Publicar un comentario