martes, 23 de septiembre de 2014

Gary Forero

M
i gran enemigo es el ego pero es bueno tenerlo cuando estás sobre el escenario. Sin embargo, hay que dejarlo allí cuando se apagan las luces y vuelves a casa porque, si no lo haces, no te deja ser feliz”. Ser consciente de esta lucha interna que reconoce ha sufrido ha hecho de Gary Forero un hombre íntegro que ha sabido encontrar su lugar en la vida, tanto en el terreno personal como profesional. 


Nació el 7 de agosto de 1979, en Bogotá, Colombia, donde se crió junto a su madre y su abuela: “Tengo seis hermanos por parte de mi padre con los que me llevo muy bien, pero soy muy independiente y me gusta estar solo o con personas cercanas, que son muy pocas”.

Como gran amante de la naturaleza y los animales, terminada la escuela se matriculó en Zootecnia, carrera que terminó en Brasil.

Aunque llegó a licenciarse, en 2002, nunca ejerció, pues entonces su objetivo profesional era bien distinto: “El mismo día que me gradué empecé a buscar en los periódicos una oportunidad para salir en televisión. Terminé haciendo de extra en algunos anuncios, pero nada más. Obviamente, así no podía llegar a ser actor, mi sueño desde niño”.

Por fortuna, alguien se cruzó en su camino: “Conocí al maestro Rubén Di Pietro, quien me puso los pies en la tierra y me  dijo que lo primero que tenía que hacer si quería ser actor era conocerme a mí mismo y aceptarme”.

Por fortuna, alguien se cruzó en su camino: “Conocí al maestro Rubén Di Pietro, quien me puso los pies en la tierra y me  dijo que lo primero que tenía que hacer si quería ser actor era conocerme a mí mismo y aceptarme”.

Después de tres años de aprendizaje –durante los cuales asumió pequeños papeles en programas de televisión… hizo la obra de teatro ‘Severa vigilancia’ y trabajó de modelo para tener ingresos.

Entonce le llegó su primera gran oportunidad: “Fue un papel antagónico, Milton Paniagua, en la telenovela juvenil ‘Juego limpio”.

Esa producción supuso el pistoletazo de salida de su carrera y también una buena dosis de motivación para seguir adelante. Además, al año siguiente, en 2005, le ofrecieron un nuevo personaje: Lorenzo, en ‘Floricienta’.

Sin embargo, su consolidación como actor llegó en 2008 con ‘Doña Bárbara’, junto a Edith González.

En la novela dio vida a un maltratador: León, personaje con el que cautivó a la crítica y suscitó pasiones.

Por aquel entonces también se encontraba inmerso en los estudios de Dirección y Producción de Cine. “He tenido la oportunidad de dirigir tres documentales”, comentaba.

Su siguiente trabajo como actor fue en ‘Los Victorinos’.

En esa producción compartió créditos con Liliana González. Fue nada más empezar las grabaciones cuando surgió el amor entre ellos: “Fue un flechazo. Es una mujer muy inteligente y con la que conecté desde el principio. Además, nos admiramos mutuamente y eso nos hace crecer”. 


Concluida la novela, a finales de 2009, se sumergió en las grabaciones de ‘Bella Calamidades’, con Segundo Cernadas y Danna García.

Al año siguiente, asumió el papel de Pablo en ‘El clon’, donde trabajó con Andrea Montenegro. Aquí volvió a coincidir con Liliana.

Durante las grabaciones, la pareja tomó una de las decisiones más importantes de su vida: ser padres. “Hasta ese momento no habíamos querido, pero las escenas donde Lili hacía de embarazada despertaron su instinto maternal. Además, un amigo me habló de lo maravilloso que es la paternidad y... ¡en dos días decidimos que queríamos tener un hijo!”, afirmaba emocionado.

El pequeño Jacobo vino al mundo en verano de 2011: “Ha llegado en el momento adecuado porque puedo desarrollar la faceta de la paternidad desde la tranquilidad y la paz”.

No obstante, tras el alumbramiento, el colombiano puso fin a su paréntesis laboral y volvió al trabajo con la obra ‘Los ángeles no tienen sexo’, que cuenta la historia un matrimonio en crisis que invoca a sus ángeles de la guarda como última opción para recuperar el amor y la pasión.

Nada que ver con el suyo: “Nuestra relación está basada en el amor, la comunicación y el respeto. Nos entendemos muy bien”. A sus 35 años, Gary Forero atraviesa uno de los momentos más dulces de su vida, tanto a nivel profesional como, por supuesto, personal.







FOTOS








Gary Forero 

Elluz Peraza

"Mis grandes logros han sido entregarle mi vida a Jesucristo, ser madre de dos hijas, tener una carrera digna a base de decencia y tesón, ganarme el respeto como actriz y como persona y no haber flaqueado ante las adversidades". Así ve su trayectoria cuando echa la vista atrás Elluz Peraza, una mujer fuerte y cuya vida está marcada por tantos éxitos como fracasos.

Vino al mundo el 26 de enero de 1958 en Caracas, Venezuela, siendo la menor de seis hermanos. Su belleza hizo que sus padres la impulsaran a participar en el certamen de belleza Miss Princesita en 1974 y después a Miss Venezuela 1976, donde se alzó nuevamente con la corona. Sin embargo, renunció a ella dos días después. Su novio, Neomar Bruzual, la convenció para que se casaran y ella aceptó.

El escándalo que suscitó propició que le ofrecieran un papel en la película 'Los tracaleros', película que filmó en 1977. Dos años después participó en la novela 'Emilia' y nació su hija Eylin.

Su experiencia fue positiva, no así como animadora de un programa televisivo, donde no estuvo a la altura. Esto la desmotivó y, aunque le ofrecieron hacer teatro, dejó a un lado la interpretación y se matriculó en Publicidad.

Sin embargo, una nueva propuesta en 1980 –ser la protagonista de 'Catatumbo' hizo que reconsiderase su decisión. Fue así como definitivamente se volcó en la actuación.
Y mientras su carrera despegaba, hacía aguas su matrimonio con Neomar, de quien se divorció meses después. 
El amor pronto volvería a su vida junto al cantante y actor Germán Freites, que conoció sobre las tablas en la obra 'No te pases de la raya', cariño. Enseguida se casaron y tuvieron una hija, en 1984, a la que llamaron Hi-leen.

Su felicidad se vio truncada con la repentina muerte de su esposo. Tras este trágico episodio, Elluz se marchó con sus hijas a EE. UU., donde inició una nueva etapa personal y también profesional, como secretaria en la Embajada de Venezuela en Washington.

Dos años después regresó a Venezuela con un cargo diplomático, y aunque dijo que no volvería a trabajar como actriz, los productores volvieron a seducirla con nuevos proyectos. En uno de ellos, 'Sueño contigo', encontró de nuevo el amor junto al técnico de televisión Eduardo Doncelli. Un nuevo matrimonio, que se celebró en 1988, y un nuevo fracaso.

Por contrapartida, en su profesión iba cosechando éxitos gracias a telenovelas como 'Mundo de fieras', 'El perdón de los pecados' o 'La mujer del presidente', primera producción colombiana que grabó en 1997. Concluida esta firmó con la cadena Caracol, con quien hizo al año siguiente 'El amor es más fuerte'. Además, participó en la película 'Cien años de perdón'.

En 2000 dio vida a la malvada Emperatriz Azcárrraga en 'La revancha', donde conoció a Jorge Martínez, su marido en la ficción y quien se convirtió en su novio en la vida real.

Tanta pasión que, sin embargo, se evaporó en 2001, año en que grabó 'Secreto de amor'. Mientras lidiaba con los dimes y diretes, se involucró en nuevos proyectos, como 'Lejana como el viento'. Pero también en una nueva relación junto a un empresario mexicano llamado José Ernesto.

En 2004 se convirtió en la madre de la protagonista en '¡Anita, no te rajes!', a la que le siguieron 'Tierra de pasiones', 'Bajo las riendas del amor' o 'El rostro de Analía', que terminó de grabar en 2009.

Elluz Peraza y el amor

Elluz Peraza ha tenido muchas idas y venidas en el amor. A lo largo de su vida ha convivido con varias parejas pero, sin duda, la más traumática fue la de Jorge Martínez, a quien conoció en las grabaciones de la telenovela 
'La revancha'. 
Tras cuatro años protagonizaron 
un sonado divorcio con cruce 
de acusaciones por ambas partes.
  

Su faceta como empresaria

En 2003, mientras grababa 'Rebeca', abrió una heladería en Miami. “Los helados tenían que ver con mi vida, pues tomando uno con mi novio Neomar decidí renunciar a Miss Venezuela y casarme”.
 

Las telenovelas de su vida: 'Emilia'

En 'Emilia' formó junto a Eduardo Serrano una de las parejas más queridas del género.
 

'La mujer del presidente'

En 'La mujer 
del presidente'. que contaba con actores como con Jorge Cao, Robinson Díaz y Sandra Reyes, interpretó a Susana Acero, una protagonista ausente ya que moría en el primer capítulo.
 

'Rebeca'

En 'Rebeca' trabajó de nuevo con Víctor Cámara y también con Gaby Espino, a quien ya conocía. "Hubo buen ambiente, pero yo no soy de hacer amigos en los rodajes".
 
 

'Mi corazón insiste 
en Lola Volcán'

La novela 'Mi corazón insiste 
en Lola Volcán', protagonizada por Jencarlos Canela y Carmen Villalobos, se grabó en Estados Unidos y México durante 2011 como adaptación de la colombiana 'Yo amo 
a Paquita Gallego', protagonizada por Cristina Umaña y Andrés Juan.

 En estos últimos años ha asumido nuevos personajes en 'El fantasma de Elena' y 'Marido en alquiler', que terminó en 2013. “A medida que una mujer va madurando le dan mejores personajes. Yo superé el no ser la protagonista. Además, generalmente esta es muy boba y los papeles que me dan ahora exigen mucho más como actriz”, afirma Elluz Peraza, a sus bien llevados 56 años.







FOTOS








lunes, 22 de septiembre de 2014

Javier Delgiudice

"Un actor no puede creerse nada porque todos los días ha de empezar como si fuera el primero y buscar en su interior. Tiene que divertirse y no jactarse de que lo ha conseguido todo. Yo cada día me sorprendo y me dejo sorprender". Bajo esta filosofía, Javier Delgiudice ha logrado llegar alto en la interpretación y sobre todo mantenerse.

Vino al mundo el 24 de julio de 1964 en Lima, Perú. Fue el tercero de cuatro hermanos y el único que se inclinó por las cámaras y los escenarios. En 1988 ingresó en la escuela de Creación Colectiva de TELBA y un año después en el taller de formación de personajes de Roberto Ángeles. Ese mismo año asumió su primer papel en la telenovela 'Solo por ti'.

Durante los primeros años de sus hijos Javier decidió hacer un paréntesis en su carrera artística y se dedicó a la gerencia de empresas pero en 1992 retomó su vocación.

En 1997 participó en 'Escándalo' y, seguidamente, en 'Cosas del amor' y 'Luz María'. A partir de entonces, se sucedieron los trabajos: el musical 'A Chorus Line', el corto 'El verano próximo' y las novelas 'María Emilia, querida', 'Pobre Diabla' y 'Muerto de amor', entre otras.


Apenas unos meses después el actor no pudo rechazar un importante proyecto en Colombia, 'Las noches de Luciana', tras haber fracasado con el reality 'La beca'. Nada más terminar ese proyecto, le ofrecieron otro: 'Merlina, mujer divina'.

Tras esta participó en la película 'Ojos que no ven': "Es una historia muy divertida donde doy vida a un médico". Después llegaron otras telenovelas como 'El Zorro, la espada y la rosa', 'Victoria' y 'Niños ricos, pobres padres'.

En 2010 viajó a Perú para ver a sus hijos pero hubo de regresar a Colombia, donde seguían ofreciéndole buenos proyectos, como 'Los herederos del Monte', que grabó en 2011 y donde interpretó al padre de Carla Giraldo y Karina Cruz. En marzo de 2012, participó en 'Mamá también' y 'El día de la suerte'.

Instalado definitivamente en Colombia, en 2013 se involucró en las grabaciones de 'Cien años de perdón' y, este año ha dado vida a un abogado en '¿Quién mató a Patricia Soler?' 
Además, se ha vestido de uniforme para interpretar a un general en 'El chivo', serie basada en la obra de Mario Vargas Llosa 'La fiesta del chivo'.


Javier y el amor

Al mismo tiempo que su carrera despegaba, iniciaba una relación con una joven llamada Joanna, con quien estuvo casado doce años y tuvo 
dos hijos: Lorenzo y Stéfano.
 
 
Nueve meses después de su divorcio apareció una mujer que le hizo recobrar la ilusión: la subcampeona olímpica de voleibol peruana y congresista Cenaida Uribe. Sin embargo, el hecho de que él no quisiera tener más hijos fue uno de los motivos que provocaron la ruptura en 2011.
 
De nuevo, no tardó en recomponer su corazón y en marzo de 2012 comenzó a salir con la actriz Rosmery Bohórquez, con quien no descarta casarse.
 

Las telenovelas de su vida: 'Cosas del amor'

En 'Cosas del amor' da vida a un médico, Germán Salinas, que se ve sometido 
a los constantes chantajes de Leonardo (Orlando Sacha), uno de los villanos 
de la historia.
 

'María Emilia, querida'

En 'María Emilia, querida' interpretó un papel polémico. Es Ernesto, un cirujano cínico y egoísta.
 

Merlina, mujer divina'

En 'Merlina, mujer divina' trabajó con Lorena Meritano, su esposa en la novela y con quien ya coincidió en ‘Escándalo’.

'Victoria'

En ella compartió escenas con Arturo Peniche, con quien había trabajado en 'El Zorro'. “Está entre las mejores telenovelas que he hecho. Quise estar en ella y mi instinto 
no me falló. Me ha dado popularidad y reconocimiento”.
 

'¿Quién mató 
a Patricia Soler?'

En 2014 ha grabado '¿Quién mató 
a Patricia Soler?'. “Doy vida a un abogado que trabaja y asesora a la protagonista, Itatí Cantoral, una mujer muy simpática y gran compañera”.
 

'El chivo

Este año 
ha participado en 'El chivo', donde interpreta 
a Aristides Guerrero. “
La serie está basada en el libro del ilustre Vargas Llosa 
y es una de las más interesantes que me ha tocado hacer 
y que le da un vuelco a mi carrera”.
 
Tras haber obtenido el visado de trabajo, su próximo objetivo será abrirse camino en Estados Unidos. Aunque no le quita el sueño triunfar en Hollywood, sí desea dirigir y seguir encarnando a hombres maduros: “Tengo 50 años y asumo mi edad con dignidad. Me siento cómodo con mis canas y creo que encajan muy bien con los personajes que interpreto. Además, siento que tengo diez años menos; me divierto y estoy feliz de la vida”.
 
 
 
 
 
FOTOS
 
 
 
 
 

Eileen Abad

Muchos la han calificado como la mujer perfecta y, en numerosos rincones del mundo, es considerada una sex symbol por su belleza y sensualidad. Sin embargo, Eileen Abad no se deja llevar por los halagos y asegura ser una chica sencilla y humilde y una actriz tenaz y trabajadora que ha buscado el reconocimiento a través de sus personajes y no de su físico.

 Eileen Antonieta Pérez Arguinzonez nació el 15 de noviembre de 1973, en Caracas, Venezuela, fruto del matrimonio formado por Amílcar y Antonieta. A diferencia de sus dos hermanos, Amílcar y Karen, ella se sintió atraída desde niña por el mundo artístico, pese a haber tenido alguna experiencia desafortunada.

Tal fue su empeño que antes de ser mayor de edad consiguió que su madre la matriculase en la Escuela de Artes Escénicas de Juana Sujo. Después, con la certeza de que aquello no era un mero capricho, sino una clara vocación, la apoyó para continuar su educación en el Ciclo de Formación de Actores y en la Asociación Civil Tisure.

Tras presentarse a muchos castings, en 1993 por fin llegó su primera oportunidad con la novela 'Por estas calles', a la que le siguieron 'Amores de fin de siglo', 'Contra viento y marea', 'Niña mimada' y 'El amor de mi vida'. También se abrió camino en la gran pantalla con cintas como 'Tokyo Paraguaipoa' o 'Antes de morir'.

Dio el salto internacional con 'Besos prohibidos', novela que grabó en 1999 en México y que le valió el Premio Las Palmas de Oro.

Al año siguiente inició un romance con el actor Carlos Guillermo Haydon, su compañero en 'Angélica Pecado'.
Profesionalmente la vida también le sonreía y asumió nuevos retos en distintos países. Tras participar en 'La soberana' y 'Negra consentida', viajó a Colombia para sumarse a las grabaciones de 'La Tormenta'. 

En 2007, regresó a Caracas para hacer 'Arroz con leche'. Pero sin duda lo más importante ese año fue su enlace con Carlos Guillermo, el 30 de noviembre en la iglesia de Santa Ana de la Lagunita.
Al año siguiente se subió a las tablas con la obra épica 'Hércules', donde compartió cartel con Adrián Delgado, Luciano D´Alessandro y Manuel Salazar, entre otros.


Tras su participación en 'Los misterios del amor' y 'Los Victorinos', en 2010, le surgieron otros proyectos que rechazó para centrarse en su prioridad en ese momento: ser madre. En junio de 2011 su sueño se hizo realidad con el nacimiento de Christopher. 

Aunque se dedicó a él en cuerpo y alma, retomó el trabajo antes de lo previsto con 'Mi ex me tiene ganas', en que se metió en la piel de la caprichosa esposa de Luciano D´Alessandro.
En la vida real, su matrimonio hacía aguas. A finales de 2013, mientras participaba en la telenovela 'Las Bandidas', anunció su divorcio.
  
Se casó con Carlos Guillermo Haydon en 2007 y se divorciaron en 2013. Sin embargo, la relación le ha aportado su mayor alegría, su hijo Christopher, que nació en 2011: “Con él me siento realizada como mujer. Cuando lo vi por primera vez no pude contener las lágrimas. No hay una palabra que describa la grandeza de ser madre”.

Las telenovelas de su vida: 'Niña mimada'

En palabras de la acriz, 'Niña mimada' fue uno de los trabajos que marcó 
su carrera. Y es que en ella afrontó su primer papel protagonista.

'Angélica Pecado'

En el año 2000 trabajó en 'Angélica Pecado' junto a Daniela Alvarado, Simón Pestana, Hilda Abrahamz, Amanda Gutiérrez y Juan Carlos García, con quien trabajó de nuevo en 2009, en 'Los misterios del amor'.

La Tormenta'

En España empezamos a verla en enero de 2006. Su personaje era Valentina, una joven luchadora de 18 años que sueña con casarse con Santos y formar una familia.

'Arroz con leche'

La novela 'Arroz con leche' se grabó en 2007, en Venezuela.
En ella era Belén, la menor de tres hermanas, huérfanas de madre y cuyas vidas están llenas 
de obstáculos. Su matrimonio con Dantón (Henry Soto) entra en crisis cuando descubre que está 
con otras dos mujeres al mismo tiempo.
 

Los misterios del amor'

En 'Los misterios
 del amor' interpretaba a Isabella, una mujer coqueta y constantemente entrometida en la 
vida de su hermano (Juan Carlos García).

Finalizadas las grabaciones de la telenovela 'Virgen de la calle' hace unos meses, y mientras llegan nuevos proyectos en el género, Eileen Abad dedica ahora su tiempo a su hijo y al teatro, un medio que la apasiona (actualmente representa 'Relatos borrachos' en su país).





FOTOS





Eileen Abad