martes, 5 de agosto de 2014

Mauricio Aspe

L
e gustaría llegar a Hollywood y trabajar junto a las estrellas que admira, como Johnny Depp, Angelina Jolie o Meryl Streep. Hasta que ese momento llegue, sigue trabajando duro con un objetivo claro: ser mejor actor cada día.

 “Todavía me queda mucho camino y sé que no puedo dejar de prepararme. Además, con ello quiero servir de ejemplo a mi hija”. Así mira al futuro Mauricio Aspe, que nació el 25 de julio de 1973, en México D. F.

Siguiendo los pasos de su hermano mayor, por quien sentía una gran admiración, empezó de modelo en anuncios publicitarios. Este contacto con las cámaras hizo que, pasados los años, se desarrollara en Aspe una profunda inquietud por la interpretación: “Lo tuve tan claro que abandoné el mundo de la moda para luchar por lo que realmente deseaba y lo que más me emocionaba”.

A comienzos de los 90 ingresó en la Escuela de Actuación de Televisa y en 1994 le dieron la oportunidad de debutar en televisión con un pequeño papel en la telenovela ‘Agujetas de color de rosa’. Además, participó en el programa  de televisión ‘Solitarios’.

Con estas pequeñas participaciones pudo demostrar su valía, y le sirvieron para darse a conocer. Fue en 1995 cuando le llegó su primer papel importante en ‘María la del barrio’, producción que marcó realmente el inicio de su carrera como actor y también gracias a la cual conoció a la actriz Margarita Magaña. Sin embargo, no empezaron a salir hasta tiempo después. 


 En 1999 volvió a coincidir con Magaña en ‘Por tu amor’, y en esta ocasión sí dieron rienda suelta a sus sentimientos y comenzaron un romance que, desde el principio, despertó el interés de la prensa.

 Fruto de su posterior enlace, nació en 2001 una preciosa niña a la que llamaron Shakty. “Mi hija es lo más valioso que tengo y tendré en toda mi vida”.

Ya convertido en padre, ese mismo año se sumó al elenco, de las novelas ‘Carita de ángel’ y ‘Por un beso’, donde por tercera vez trabajaba con su esposa, algo que ambos veían de forma positiva, pues les permitía estar más tiempo juntos. En contrapartida, los siguientes proyectos en los que participaron los distanciaron tanto que a finales de 2003 afrontaron una crisis que desembocó en ruptura.

 En 2005 se sumergió en las grabaciones de ‘La madrastra’, donde interpretóa Héctor San Román, un hombre lleno de rencor, pero también capaz de amar a Vivian, a quien da vida Michelle Vieth. Este papel le valió el Premio TVyNovelas a la Mejor Actuación Estelar Juvenil Masculina.

 En ese mismo año grabó ‘Madre Luna’, que terminó en 2007. “Fue un reto interpretar a Román Garrido, tuve que reinventarme para meterme en la piel de un hombre tan malvado. Solo espero que no me encasillen en este tipo de personajes”, declaró en aquel momento.

 En 2010, firmó contrato con TV Azteca, con quien inició las grabaciones de ‘Entre el amor y el deseo’. “Televisa ha sido mi casa, pero ya no me ofrecían proyectos que me interesaran y yo quiero evolucionar. Los cambios son buenos siempre y una oportunidad de seguir creciendo”.

 En junio de 2012 fue noticia por una nueva relación, en esta ocasión con la cubana Jenny Queipo, de 28 años: “Nos presentó un amigo y fue amor a primera vista, ¡un flechazo! Ese mismo día decidimos que íbamos a casarnos”.

 La boda llegó y tras el enlace, que se celebró el 20 de diciembre de ese mismo año, la pareja pasó su luna de miel en Miami en casa de William Levy, amigo del matrimonio.

 A su regreso a México, el actor retomó el trabajo con la novela ‘La mujer de Judas’, con Anette Michel, Andrea Martí, Mauricio Islas y Geraldine Bazán, entre otros.

 Después, tuvo un paréntesis profesional hasta que este año volvieron a contar con él para una nueva producción: ‘Las Bravo’, ambientada en un club nocturno.

 Mientras, Mauricio Aspe, de 40 años, sigue en la incesante búsqueda de nuevos proyectos que le llenen como actor y lo ayuden a alcanzar su sueño de verse en la gran pantalla.  En el terreno personal, su mayor deseo es tener más hijos junto a la mujer a la que ama.
 

Muy personal

Comida favorita: “La italiana”.
Ídolos: “Pedro Infante y Jennifer López”.
Una bebida. “El tequila”.
Sus aficiones: “Me encanta ir a la playa y practicar natación. Estoy seguro de que en otra vida fui un pez”.
Un libro. “Cualquiera de Paulo Coelho”.






FOTOS







Mauricio Aspe

No hay comentarios:

Publicar un comentario