domingo, 31 de agosto de 2014

Pablo Lyle

He llegado a ser el actor que soy gracias a mi constancia, algo muy complicado en esta profesión. Ahora me siento afortunado de poder hacer lo que me gusta y recibir mucho cariño de la gente. Que me consideren un galán o no es  secundario”. Quien así habla es Pablo Lyle, nacido el 18 de noviembre de 1986, en Mazatlán, en el estado mexicano de Sinaloa.

Su familia nada tenía que ver con el mundo artístico y tampoco a él le llamó la atención hasta terminada la escuela. Tenía 17 años cuando supo que quería ser actor: “Lo tuve claro después de participar en la obra ‘Historias de un cuarto de azotea’, del dramaturgo Héctor Mendoza”.

En 2006 debutó en televisión con un pequeño papel en 'Código postal', pero su salto a la popularidad llegaría tres años después gracias a la telenovela 'Verano de amor'.

Pronto su carrera prosperó con nuevos proyectos de éxito. Tras participar en un capítulo de 'Mujeres asesinas', se sumergió en las grabaciones de 'Una familia con suerte', donde da vida a José López Torres, papel que le valió un Premio TVyNovelas.

Su popularidad y su físico lo convirtieron en 2012 en imagen de Calvin Klein, algo que le convirtió en uno 
de los hombres más deseados de México: “Nunca me ha llamado la atención quitarme la ropa, pero al saber que era una firma internacional pensé que merecía la pena”.


Ese mismo año se sumergió en las grabaciones de la telenovela 'Cachito de cielo', donde da vida a un joven que deja su ciudad natal y se traslada a la capital para convertirse en una estrella del fútbol, deporte por el que Lyle siente pasión desde niño: “Juego cuatro veces por semana, siempre que el trabajo me lo permite”.

En 2013 regresó a televisión con 'Por siempre mi amor', seducido por el personaje de Esteban: “Cuando me lo propusieron me llamó mucho la atención y no dudé en aceptar”.

Además, en 2014 también ha sido noticia por su paternidad. El pequeño Mauro vino al mundo el 24 de mayo: “Estoy muy contento y me llega en uno de los mejores momentos, personal y profesional”.

Pablo y el amor

Con el rodaje de 'Verano de amor' Lyle no vivía un simple amor de verano, sino un noviazgo en toda regla con su compañera de reparto Dulce María. Sin embargo, su idilio, que lo puso en el punto de mira de la prensa rosa, no prosperó. Rompieron cinco meses después.


Ha sido junto a Ana Araujo –su primer amor y madre de una niña llamada Arantza– con quien ha encontrado la estabilidad.
Este año, se han convertido en padres de un niño a quien han bautizado con el nombre de Mauro.


Sus telenovelas: 'Verano de amor'

En 'Verano de amor' interpreta a Baldomero, un chico noble y impulsivo que defiende lo que ama
 y mira por los demás antes que por él.
 
 

'Una familia con suerte'

Para dar vida 
a Pepe de 'Una familia 
con suerte' pasó horas en el metro escuchando y observando 
a jóvenes de su edad.
 

'Cachito de cielo'

En 'Cachito de cielo' dio el todo por el todo: “Grabábamos todos 
los días, incluso los fines de semana, lo que me impidió aceptar otros proyectos de cine y teatro”.
 
 
 

'Por siempre mi amor'

Esta novela se grabó en México en 2013 con un reparto de grandes actores como Guy Ecker y Susana González. “Interpreto a Esteban, un joven de bajos recursos que desde niño atraviesa situaciones difíciles. Tiene una madre muy buena, pero un padre malísimo, y él tiene un poco de cada uno”.

Su aventura en el teatro: 'Cuatro XXXX'

En 2013 también se subió a las tablas con 'Cuatro XXXX', montaje donde también trabajaba Mauricio Ochmann y con el que llegó el escándalo: “Hay desnudos, pero ante todo es una gran obra”.

 

La recompensa

Galardón. En 2012 se alzó con 
el Premio TVyNovelas al Mejor Actor Revelación por su trabajo en 'Una familia con suerte'.
 






FOTOS






Pablo Lyle

Amparo Grisales

Es una de las mujeres más deseadas de Colombia, país que la vio nacer el 19 de septiembre de 1956.

Empezó su carrera interpretativa con solo 5 años: “Mi madre nos matriculó a mis cuatro hermanos y a mí en la escuela de Bellas Artes en varias disciplinas y me tocó la interpretación”.

Igualmente precoz fue para contraer matrimonio: “Me casé a los 15 años con el pintor argentino Germán Tessarolo. Lo hice a escondidas de mis padres porque era menor. Esto me enseñó a ser más fuerte y a madurar antes”. Sin embargo, reconoció tiempo después que fue un error: “Con esa edad no tienes ni idea de lo que es el amor. Pequé de inocencia”.

Poco después se instaló en Bogotá, cuando fue a visitar a su tío. Cumplidos los 17, tocó la puerta del director Eduardo Gutiérrez y le dijo que quería ser actriz. Este accedió a hacerle una prueba y así fue como Amparo se hizo con un papel en la telenovela 'La María', que grabó en 1972.

Luego llegaron otros proyectos como 'Caminos de gloria', 'Vendaval' o 'La mala hora'.  Además, participó en la película 'Pasión por el peligro'. Por aquella época empezó a salir con el actor Jorge Rivero, veinte años mayor que ella.

En los 80 se involucró en nuevos proyectos, como los filmes 'Casa de muñecas para adultos' y 'De mujer a mujer', y las novelas 'Tuyo es mi corazón' y 'Los pecados de Inés de Hinojosa'. A finales de esta década anunció emocionada su romance con Ricardo Dávila.

Continuó imparable y se sumergió en importantes producciones como 'En cuerpo ajeno', 'La sombra del deseo', 'La invencible mujer piraña' y 'Dos mujeres'.


En 1999 fue noticia en nuestro país por su romance con el jinete español Gigi Sarasola, después de que este rompiese con la actriz Penélope Cruz.
En 2002 protagonizó la película 'Bolívar soy yo', con Robinson Díaz y, dos años después, asumió nuevos retos en su país: los realities 'Protagonistas de telenovela 3: el juicio final' y 'Gran Hermano'.

Una familia de vocación artística

Su madre, Delia Patiño de Grisales es, en palabras de Amparo, "ama de casa con inquietudes artísticas". Tanto Amparo como su hermana Patricia Grisales heredaron esa vocación.

Sus telenovelas: 'Los pecados de Inés de Hinojosa'

En 1988 dio vida a Inés de Hinojosa, una mujer mestiza que sufre una violación. Junto a Margarita Rosa de Francisco protagonizó una escena que insinuaba una relación lésbica.

'En cuerpo ajeno'

'En cuerpo ajeno' logró que Isabel, su personaje, se ganase la antipatía del público porque le es infiel a su marido con otro hombre, del que se enamora locamente.
 
 

'Dos mujeres'

La novela 'Dos mujeres' supuso su primer papel como villana. en ella trabajó con Carlos Mata: "es un magnífico profesional y una gran persona”.


'Madre Luna'

En 'Madre Luna' interpretó a Alejandra, su papel favorito: "Ella atraviesa un mosaico de sensaciones. Es una mujer tierna, guerrera y luchadora que saca adelante a sus hijos sola. Trabajó junto al actor Michel Brown.



'Las muñecas de la mafia'

Amparo participó en esta novela, que se emitió en prime time, la más vista en Colombia en 2009. El éxito obtenido hizo que la actriz viajase a otros países para promocionarla.


Sobre las tablas: 'Doña flor y sus dos maridos'

'Doña Flor y sus dos maridos' es una de sus obras más importantes.


'No seré feliz, pero tengo marido'

En 'No seré feliz, pero tengo marido': “Doy vida a una mujer a quien su esposo abandona por una chica
más joven, algo que nunca me ha pasado en la vida real”.


Su pasión más reciente: escribir

En 2009 se volcó en la elaboración de un libro sobre sus hábitos de vida. 'Mi cuerpo consciente' vio la luz en 2013:“Refleja mi esencia. No solo es necesario ejercitar los músculos, hay que tener en armonía la mente y el espíritu para trascender. Quererse a sí mismo no es una banalidad”.

Así es como ha logrado esta diva que el paso de los años, en lugar de apagar su luz, la vuelva cada vez más bella. También ha descubierto otro secreto que mantiene el brillo de sus ojos: un romance con un hombre llamado Tommy: “No tengo un Oscar, pero tengo a Tommy. Estar enamorada es lo mejor que hay”.









FOTOS







Amparo Grisales 

miércoles, 6 de agosto de 2014

Dominika Paleta

La actriz de origen polaco Dominika Paleta ha demostrado que, aunque en televisión suele interpretar a grandes villanas, puede encarnar otro tipo de papeles y que es una persona multifacética: “Disfruto haciendo muchas cosas, no podría dedicarme solo a una. El mundo está lleno de oportunidades, puertas que deben abrirse y retos que asumir”.

Nació el 23 de octubre de 1972, en Cracovia, Polonia, pero siendo una niña se trasladó a México, donde su padre recibió una oferta de trabajo.

Enseguida destacó por sus inquietudes artísticas: “De mis padres –el músico Zbigniew Paleta y la artista plástica Bárbara Paciorek–, heredé la armonía, el gusto por la belleza y una sensibilidad muy particular. Empecé a estudiar música y luego probé suerte como modelo en anuncios comerciales”.

A raíz de esto, un productor la instó a presentarse a un casting y resultó elegida para protagonizar 'Amada enemiga', en 1997. Esta oportunidad propició que dejase a un lado su carrera de Historia del Arte y se preparara como actriz en diversas escuelas.


Su gran apoyo

Siempre ha estado muy unida a su familia. Con su madre, que murió en 2011 al perder la batalla contra un cáncer de estómago, tenía una relación muy estrecha, al igual que con su padre.


 Su relación con su hermana, la también actriz Ludwika Paleta, es aún más intensa: “Estamos muy unidas. Entre nosotras no existe envidia personal ni profesional”.



El amor de su vida

Junto al actor uruguayo Fabián Ibarra forma una de las parejas más solidas del género. Empezó a salir con él en 1999 aunque se habían conocido seis años antes. En 2000 contrajeron matrimonio.


 Tienen dos hijas: María, que nació en 2003, y Aitana, en 2006: “Son mi principal fuente de inspiración. Todo vale la pena por ellas”.


Las telenovelas de su vida: 'La usurpadora'

Con 'La usurpadora', su segundo trabajo, compartió escenas con Fernando Colunga. En esta novela se puso en la piel de Gema Durán, papel que la consolidó como actriz al conseguir el Premio Eres a Mejor Actriz Antagónica. 

'Los Plateados'

En 2005 terminó las grabaciones de 'Los Plateados', donde interpretó a Luciana Castañeda, una mujer enamorada de Emilio Gallardo (Humberto Zurita) quien, al abandonarla, provoca sus ansias de venganza.


'Mañana es para siempre'

Después de pasar un año volcada en su familia, volvió al trabajo con 'El juramento', que precedió a otros títulos como 'Mañana es para siempre', que grabó durante 2008.
 
 

'Triunfo del amor'

En 2010, compaginó varios proyectos de televisión y cine, además de la telenovela 'Triunfo del amor' junto a Maite Perroni, William Levy y Erika Buenfil, entre otros.
 

'Por siempre mi amor'

En 2013, grabó 'Por siempre mi amor', novela que recuerda con cariño por el buen ambiente que se creó entre el reparto, entre los que se encuentran Héctor Suárez Gomis, Guy Ecker y Susana González.


Incursiones en el cine: 'La otra familia'

Una de las primeras cintas que rodó fue 'La otra familia' y sigue apostando por el mundo del celuloide: “Me encantaría hacer más cine y trabajar bajo las órdenes de Alejandro Amenábar o Roman Polanski; sé que es difícil, pero no imposible”.
 
 

'Memorias de mis putas tristes'

El film 'Memorias de mis putas tristes', basada en la novela de Gabriel García Márquez, le sirvió de refugio tras la muerte de su madre.

Pasión por el teatro: 'Los monólogos de la vagina'

Aunque ha sido la televisión el medio en el que más ha destacado, también ha trabajado en el teatro con obras como  'Los monólogos de la vagina'.
 
 

'La madriguera'

En 2012 se subió de nuevo a un escenario para representar 'La madriguera', junto a su hermana Ludwika, Flavio Medina e Isela Vega.
 

Su faceta como empresaria

Deseosa de nuevos proyectos, se lanzó como empresaria con la creación de la tienda Amores y sabores.
 
 A sus 41 años, Dominika Paleta asegura sentirse más segura que nunca y sus inquietudes laborales, lejos de calmarse, se han incrementado: “El mejor proyecto es el que está por llegar. Quiero hacer cine, trabajar con directores que admiro, terminar mi carrera de Historia del Arte y un libro que tengo a medias, ver crecer mi empresa y seguir viajando”.





FOTOS





Dominika Paleta 

Ricardo Blume

“Si volviera a nacer, escogería otra vez esta profesión”. El actor Ricardo Blume, que nació el 16 de agosto de 1933 en Lima (Perú), cuenta con una extensa trayectoria y, sobre todo, una estabilidad sentimental digna de admiración. “Mi vida no ha sido de telenovela, sino sencilla y normal. Siempre he tenido los pies en la tierra”.

A los 18 su vida dio un giro cuando asistió al ballet de la Asociación de Artistas Aficionados. Allí descubrió su entusiasmo por los escenarios y, además, conoció a la mujer de su vida: Silvia, una de las bailarinas con quien después se casó y tuvo dos hijas.

En 1952 debutó con 'La mujerzuela respetuosa'. Después, en 1956, viajó con una beca a Madrid para continuar sus estudios en la Escuela Superior de Arte Dramático.

En 1960 regresó a Lima para volcar todo su aprendizaje en el Teatro de la Universidad Católica como director, productor y también formando a actores.

Sus telenovelas: 'Simplemente María'

Se inició en televisión en 1965 con 'Corazón herido', a la que le siguieron 'Cumbres borrascosas' y 'Doña Bárbara'. Pero la popularidad le llegaría en 1969 con la novela 'Simplemente María', que le dio a conocer en toda Latinoamérica.
 
 

'Muchachita italiana viene a casarse'

En 1971 protagonizó junto a Angélica María 'Muchachita italiana viene a casarse' en México. En agosto empezó a grabar una nueva versión de esta novela.


'María la del barrio'

También en el país azteca grabó en 1995 'María la del barrio', en que interpretaba al empresario don Fernando de la Vega, uno de los hombres más ricos del país, que acoge a una joven huérfana en su casa, María (Thalía).


'Amor Real'

Después llegaría la novela de época 'Amor Real', que terminó en 2003 y en España se emitió en 2005. El actor recuerda esta novela con cariño, pues pudo participar en la caracterización de Hilario, su personaje, y además conectó muy bien con Adela Noriega, compañera de reparto.


'Cuidado con el ángel'

En 2008 interpretó a Patricio Velarde en 'Cuidado con el ángel', donde compartió escenas con actores como William Levy o Maite Perroni.


En la gran pantalla: 'Fuera del cielo'

“No he tenido suerte en el cine”, afirma. Sin embargo, no pasaron inadvertidos algunos de sus títulos como 'Mi secretaria está loca', 'Detrás de esa puerta' o 'Fuera del cielo'.
 

'Tercera llamada'

En los últimos años ha estado muy implicado en el teatro y en el cine, con cintas como 'Tercera llamada', por la que fue galardonado con la Diosa de Plata.
 

Pasión por el teatro: 'Feliz nuevo siglo doktor Freud'

El teatro ha sido sin duda el medio donde se ha formado como actor. En 2000 se subió a las tablas con 'Feliz nuevo siglo, doktor Freud', que trajo al Festival de Cádiz en 2002.
 
 

'Ilusiones'

El pasado junio comenzó los ensayos de una nueva puesta en escena: Ilusiones. Además, desde 2013 la capital peruana cuenta con una sala que lleva su nombre.

Afición por la escritura

En 1980 regresó a Perú, donde logró demostrar su talento como columnista en el diario El Comercio, textos que recopilaría después en dos libros: “Siempre me ha gustado escribir”.“Cuando sienta que ya conseguí todo, leerán mi defunción en 'El Comercio'”.





FOTOS







Ricardo Blume

Carolina Tejera

La ciudad de Caracas, Venezuela, la vio nacer el 14 de octubre de 1976. Allí fue donde pasó su infancia y también donde se forjaron sus primeros recuerdos. Su pasión por la interpretación surgió cuando su madre la llevó por primera vez al teatro.

Sin embargo, fue a los 14 cuando realmente tuvo conciencia de que quería ser actriz: “Comencé haciendo teatro y programas de humor, que no es nada fácil”.

A principios de los 90 tuvo pequeñas participaciones en algunas telenovelas como 'Cruz de nadie', donde asumió el papel de protagonista y demostró su indudable talento.

Tiempo después, en las filas de RCTV, emprendió nuevos proyectos: 'Volver a vivir', 'Reina de corazones', 'Mujer secreta' y 'Hay amores que matan'.

Sus relaciones: Don Stockwell

El 4 de marzo de 2006 se casó con Don Stockwell en Costa Rica, donde la pareja estableció su residencia. El matrimonio se divorció en 2011 de “forma amistosa”.
 
Fruto de su unión nació Michael, en 2007.
 

Melvin Cabrera

Cuatro meses después de su divorcio, parecía que su corazón volvía a latir junto a Melvin Cabrera, pero algo más tarde confesó el calvario por el que había pasado junto al actor.
 

Su recorrido profesional: 'Gata Salvaje'

La producción que la consolidó como actriz fue Gata Salvaje, que grabó en 2002 en Miami, donde se trasladó a vivir. Durante las grabaciones tuvo problemas con la protagonista, Marlene Favela.


'La mujer de Lorenzo'

Carolina recuerda lo bien que lo pasó en los rodajes de esta novela con sus compañeros.
 
 
 

'Inocente de ti'

En Miami grabó 'Inocente de ti' junto a Valentino Lanús para interpretar a la malvada Nuria.


Participó en el programa 'Bailando por un sueño'

En 2007 participó en 'Bailando por un sueño' y se lanzó como empresaria montando una academia de artes y espectáculos.



'Alguien te mira'

Terminó de grabar 'Alguien te mira' en 2010 junto a Danna García y Rafael Amaya, entre otros.


'Valeria'

En esta telenovela Tejera muestra siete personalidades en una misma mujer, Miroslava.


'Corazón valiente'

Esta serie que refleja el problema del maltrato hizo que Carolina tuviese que esforzarse por transmitir muy bien las emociones de Lorena, su personaje.


Su nueva apuesta: 'Cosita linda'

Este año ha grabado la telenovela 'Cosita linda' junto a Nohely Arteaga y su amiga Zuleyka Rivera. Su personaje, Tiffany Robles "es una villana, pero muy divertida".


Ahora, Carolina Tejera, de 36 años, continúa feliz en Miami junto a su novio y su hijo y proyectando sus nuevas metas profesionales.





FOTOS






Carolina Tejera 

martes, 5 de agosto de 2014

Agmeth Escaf

Quien lo vive es quien lo goza”. Bajo este lema, Agmeth Escaf exprime cada día de su vida como si fuera el último: “Creo que las soluciones están hechas, los problemas nos los inventamos.

Y como decía Walt Disney, si lo sueño, lo puedo hacer”. Algo que él ha comprobado, pues todos sus deseos se han ido cumpliendo: ser un reconocido actor y tener una familia que lo apoya.

 Nació el 23 de abril de 1973 en Barranquilla, Colombia, en un barrio tomado por la delincuencia y la pobreza. Nunca contó con la figura paterna: “Vivía con mi mamá, una mujer muy recia, mi abuela y mi hermana”. Pese a las contrariedades, encontró una motivación alejada de drogas y peleas: el arte.

“En el colegio siempre destaqué en materias como pintura, canto y actuación. De no haberme apasionado por esto, hubiera sido un dejado y un vago y quién sabe dónde estaría ahora”, afirma el actor.

Alentado por su novia Nani, con quien empezó a salir a principios de los 90, se marchó a Bogotá: “Ella continuaba allí sus estudios y yo ya sentía que en Barranquilla no iba a crecer más como profesional ni tampoco persona y me fui”.

Sin embargo, le costó adaptarse a la capital. “No me acostumbro al frío y me falta la luz, el horizonte y el calorcito de mi Barranquilla. El mundo debería ser pura playa”, se lamentaba entonces.

Por suerte, enseguida se acostumbró a la gran ciudad donde, además, se topó con grandes oportunidades: “Se me aparecieron ángeles como Gustavo Londoño, director de la primera compañía en la que trabajé y mi maestro.

También coincidí con Jorge Cao, con quien entablé tanta amistad que hasta mis hijos lo llaman abuelo”.

Su familia

A principios de los 90 conoció a la mujer de su vida, Nani, con quien se casó a finales de la década: “Nada más conocerla, me propuse enamorarla, con tiempo, detalles...”. Fruto de
su relación nacieron sus dos hijos, Sebastián y Daniel.

Su labor en televisión: 'Amor de carnaval'

Su personaje, Miguel Donado, esposo de Adela (Ruddy Rodríguez), es un hombre con mucho dinero cuyos negocios turbios relacionados con el narcotráfico acaban costándole la vida.

 

'Amor de mis amores'

Es el presidente de una empresa donde un día aparece una vendedora llamada Lucía de quien se enamora locamente.
Trabajó con Xilena Aycardi, Erika Casallas, Bibiana Corrales, Freddy Florez y Rosemary Cardenas, entre otros.
 
 

'Tres caínes'

Año de producción. 2013.
Historia real. Escrita por Gustavo Bolívar, está basada en la vida de tres paramilitares colombianos, los hermanos Castaño: Carlos, Vicente y Fidel.
 

'La Tormenta'

En España, empezamos a verla en enero de 2006, en La 1.
Su personaje. “Doy vida a Alirio Pabia, dueño de todos los negocios de Puerto Bravo. Es noble, humilde y se preocupa por los demás.Sus únicos problemas tienen que ver con el corazón, pues Solita, la mujer que ama, no le corresponde”.
 

'Amantes del desierto'

Interpretó a Javier Negrete, un hombre ambicioso y sin escrúpulos que pierde a su padre, Rafael, víctima de un brutal asesinato.





FOTOS







Agmeth Escaf en 'Amantes del desierto' 

Amanda Gutiérrez

S
u carrera artística comenzó por casualidad, cuando fue a acompañar a una amiga –la también actriz Mimí Lazo– a un casting para una obra de teatro: “Hasta entonces, yo solo había hecho algunos anuncios publicitarios”. Jorge Palacios, el director, la animó a que hiciera la prueba y acabó quedándose con el personaje.

Este fue el punto de partida para Amanda Gutiérrez, que nació el 28 de marzo de 1955, en Caracas, Venezuela, donde creció junto a sus trece hermanos. “Tengo bonitos recuerdos de mi infancia. Siempre jugaba a ser actriz y muchos vaticinaban mi futuro, incluso a mi papá le hacía gracia mi afición. Pero yo no me lo tomaba en serio... hasta que la vida me fue llevando a mi destino.

Llegó un momento en que lo tuvo tan claro que sus padres, quienes le habían inculcado “los principios básicos de la justicia, la verdad y el amor puro sin esperar nada a cambio”, terminaron por apoyarla en su irrevocable decisión.

La obra en la que trabajó bajo la dirección de Palacios fue su primer escaparate y gracias a ella le propusieron participar en la serie de RCTV ‘A millón muchachos’. Unos comienzos salpicados de fortuna que, sin embargo, no le hicieron perder el norte: “Empecé a prepararme a fondo”. Lo hizo en los talleres de José Ignacio Cabrujas y Enrique Porte y también viajó a España para estudiar en la madrileña Escuela Superior de Arte Dramático.

Entre sus primeros éxitos en televisión se encuentran telenovelas como ‘La sultana’, ‘Ifigenia’ o ‘Marisela’. Y al tiempo que se cultivaba como profesional, intentaba hacerlo como madre: “Clara Eugenia nació siendo yo muy joven, en 1982, y tuve que sacarla adelante sola porque me divorcié. Nadie te da un manual de cómo hacer las cosas bien, aprendes sobre la marcha”. Ocho años después, fruto de un segundo matrimonio, también fallido, nacería Federica. 
En 2001 llegó Carlos Manuel.

Ese año, 1982, dejó RCTV y dos años después firmó con Venevisión, donde se estrenó con ‘La Dueña’, una novela que supuso su consolidación como actriz: “Tras protagonizar esta historia, todo el mundo me conocía como la Dueña, todavía hoy me llaman así”.

En la década de los 90, además de casarse con el abogado Manuel Ricardo Egaña –con quien tuvo su primer hijo varón, Carlos Manuel– se sumó a otros proyectos de gran éxito, entre ellos, ‘Inés Duarte, secretaria’, junto a Víctor Cámara.

Sin embargo, los buenos datos de audiencia se tradujeron en un frenético ritmo de trabajo que terminó haciendo mella en su salud. Y no solo hizo frente a sus achaques, también al repentino despido de Venevisión, tras participar en ‘El país de las mujeres’ y ‘Toda mujer’, y a una nueva crisis matrimonial que hizo pública poco después.

En 2000 se sumergió en las grabaciones de ‘Angélica pecado’, que marcó una nueva etapa en las filas de RCTV. 
En su vida personal también iniciaba un nuevo proyecto: “No puedo negar, ni quiero hacerlo, que estoy enamorada de Nicomedes Zuloaga, mi primer amor de la adolescencia”.

Ilusionada, siguió asumiendo nuevos papeles en televisión, como el de A calzón quitao, que precedió a otros títulos como ‘Trapos íntimos’, ‘La señora Cárdenas’, ‘Los Querendones’, ‘Mi prima Ciela’ (foto) y ‘Calle Luna, calle Sol’.

Gracias a su edad pudo afrontar el papel de madre a abuela y bisabuela en ‘Mi ex me tiene ganas’: “He gozado muchísimo con este trabajo. Además, se da el caso de que en mi vida personal también soy abuela y conozco la felicidad que se siente cuando tienes nietos”.

Y sobre la plenitud del ser humano habla en ‘Uno más y la cuenta’, obra de teatro en la que ha participado este año.

Además de representar en Miami ‘Las invisibles’, con Myriam Ochoa y Julie Restifo.

Amanda Gutiérrez, lejos de ser invisible, es una actriz que  a sus casi 60 años sigue dando mucho que hablar, y no solo por su trabajo interpretativo, ya que desde hace años participa de forma activa en concentraciones contra el gobierno de su país: “Sueño con una Venezuela libre”.

Muchas facetas son las que han convertido a la veterana actriz en un icono: “Hablan de mí como una leyenda, pero eso yo lo traduzco en que soy vieja”. Para ella el verdadero triunfo de su vida no es otro que sus hijos: “Una mujer de éxito es la que logra que sus hijos sean personas de bien, con principios. En definitiva es la armonía familiar lo que me proporciona la verdadera felicidad”.





FOTOS






Amanda Gutiérrez

Jorge Cao

E
l actor es un artista creador y los personajes cobran vida a partir de su fantasía y de la observación de su alrededor”. Jorge Cao es un hombre de carácter, humilde y alegre, que ha sabido explorar su lado más oscuro para dar vida a grandes villanos: “En la vida real no hay buenos y malos, todos somos seres humanos y no todo es blanco o negro”.

Nació el 2 de febrero de 1944, en Cuba. Jugando por las calles de La Habana al escondite se coló por equivocación en un teatro: “Tenía 8 años y me quedé prendado cuando vi a los actores en plena función”.

A partir de ese momento, empezó a ir cada día, hasta que lo invitaron a interpretar un pequeño papel: “Hice de mensajero. ‘Esta carta y este paquete los manda el señor Pepe Rendiría’, tuve que decir”.

Bastó esto para que tuviera claro su futuro pese a la oposición de sus padres: “Me planté hasta que, al final, aceptaron”.

Se formó en la Academia Municipal de Artes Dramáticas de Cuba a finales de la década de los 50: “Para poder pagármelo, cantaba en los bares. Me encantó aquella época y con aquellos temas grabé un disco”. También formó parte de varias compañías de teatro. 


Con 17 años, fruto de su matrimonio con una actriz cubana, se convirtió en padre de una niña, Marisa. “Se crió 
con sus abuelos. Converso mucho con ella, pero es una relación de amigos, nunca he sido su padre”, confesó muchos años después.

A principios de los 70 sobresalió con el monólogo ‘Ejercicio para un actor’ y con otras puestas en escena…

… ‘Desamparado’. Ha participado en más de 250 obras.

Este año ha representado  ‘El locutorio’, junto a Gloria Gómez y Cosuelo Luzardo, las dos compañeras suyas en ‘Pasión de gavilanes’. Obra con la que había triunfado años atrás.

También de 2014 es ‘Yepeto’, junto a Agmeth Escaf.

En 1992 fue a trabajar a Colombia: “El país me abrió las puertas de par en par y me sentí como en casa”. Tres años más tarde regresó seducido por un proyecto televisivo: la telenovela ‘Pecado santo’.

Nada más terminar, en 1996, le ofrecieron un personaje en ‘La sombra del deseo’, con Amparo Grisales.

Al término de esta, decidió instalarse definitivamente en Colombia, donde participó en numerosos proyectos. 
Pero lo que sin duda le incitó a quedarse en el país fue su relación con la bailarina Katia Regueros, de quien se había enamorado perdidamente en su primera visita. Se casaron en 1999 y, a día de hoy, su relación sigue basada en el amor: “Nos cuidamos y seguimos teniendo detalles el uno con el otro.

El nuevo siglo arrancó con las grabaciones de ‘Amantes de luna llena’, donde da vida a León, un poderoso empresario dueño de uno los hoteles más prestigiosos de Venezuela.

Luego llegaron ‘El precio del silencio’ y ‘La venganza’, cuya trama gira en torno a la mafia del juego. Tendrá por compañera a Catherine Siachoque, con la que repetirá años después.

Sin embargo, su mayor éxito en televisión llegó en 2003, gracias al papel de Martín en ‘Pasión de gavilanes’: “Me atrajo la idea de dar vida a un abuelito de 80 años muy contemporáneo y con mentalidad muy positiva; lo que me echaba para atrás era la caracterización a la que tenía que someterme, apenas se me reconocía”.

No le puede estar más agradecido: “Gracias a él, he viajado a muchos países y he recogido muchos galardones, lo que es una gran motivación para seguir adelante”.

En 2004 retomó sus habituales papeles de villano en la novela ‘Te voy a enseñar a querer’, junto a su ‘vieja’ amiga, Catherine Siachoque.

Fue en 2006 cuando regresó a televisión para formar parte del reparto de ‘Amores de mercado’ y la producción de época ‘El Zorro: la espada y la rosa’.

En 2008 grabó ‘El último matrimonio feliz’, junto a Koraima Torres, la inolvidable ‘Kassandra’.

También en ese año se integró al elenco de la serie de médicos ‘A corazón abierto’, versión de la multipremiada ‘Anatomía de Grey’.

Este año celebra sus 50 años de carrera artística y lo hace trabajando. Sigue con el teatro, la música, su otra pasión desde que era pequeño, e impartiendo clases a niños: “Es un reciclaje del conocimiento y que además me mantiene vivo profesionalmente hablando’.

A sus 70 años y con dos nietos y un bisnieto, Cao sigue albergando un alma joven: “No me doy cuenta del paso de los años, voy teniendo la edad de los personajes que voy interpretando y trato de llevar una vida activa a nivel físico y mental. Sigo teniendo ilusión por mi trabajo y seré un estudiante de la vida hasta el final de mis días”. Su sueño: dar vida a Ricardo III, de William Shakespeare.


En el cine

También ha destacado en la gran pantalla. De sus numerosos títulos, podemos destacar ‘Adorables mentiras’…
 
 
‘El último carnaval’…
 
… ‘Enigmas’…
 
…‘Puerta cerrada’…
 
… y ‘Secreto de confesión’.
 
 
 
 
 
FOTOS
 
 
 
 
 

Jorge Cao

Rosalinda Sefarty

S
oy la mujer más noble y con más ilusión del mundo. Nunca miro hacia atrás ni me arrepiento de nada”. Así, Rosalinda Serfaty ha logrado ser reconocida como actriz, superar baches profesionales y sobreponerse a fracasos amorosos.

Nació el 24 de abril de 1965 en Buenos Aires, Argentina, aunque pronto se trasladó con su familia a Venezuela, donde su padre, Jaime Serfaty, había montado una empresa textil: “Estuve trabajando con él mientras cursaba la carrera de Comunicación Social en la Universidad Católica Andrés Bello”.

Además, sacaba tiempo para estudiar teatro en la compañía de Lily Álvarez Sierra: “A los 17 años empecé a hacer anuncios publicitarios y de ahí surgió una participación en la obra ‘La bella durmiente’. Fue entonces cuando sentí que mi vocación era la interpretación. Después llegaron otros montajes como ‘Peter Pan’ o ‘La flauta mágica”. 
Empezó a trabajar de periodista en Venevisión.

Su pasión por la actuación no eliminó su interés por la carrera que había elegido y, tras licenciarse, trabajó de redactora en Venevisión: “Allí el productor Arquímedes Rivero se fijó en mí y me convirtió en una estrella de las telenovelas”.

Después de afrontar un pequeño papel en Maribel, le dieron la gran oportunidad de protagonizar ‘La revancha’, un gran éxito en Venezuela. También triunfó con su siguiente proyecto, ‘Mundo de fieras’, que grabó durante 1991.

Por aquel entonces conoció al empresario Ayush Benzaquen. 
Tal fue el flechazo que enseguida iniciaron una relación y, un año después, anunciaron que esperaban su primer hijo. Después de abandonar las grabaciones de ‘Rosangélica’ por su embarazo, decidió retirarse y centrarse en su familia. En 1996, tres años después del nacimiento de Corina, llegó Ariana.

Pese a estar retirada, interpretó algún papel como el de Elisa en ‘Peligrosa’. Sin embargo, el aluvión de críticas sobre su trabajo, hizo que volviera a alejarse de la pantalla.

En 1998 una propuesta volvió a ilusionarla: “Me ofrecieron irme a Perú para hacer ‘Luz María’, y no dudé en aceptar. A la semana siguiente estaba instalada con mis hijas en Lima”. Una decisión acertada, pues volvió a saborear las mieles del éxito.

En contrapartida, esta producción le trajo duras consecuencias personales, pues su marido, que se quedó en Venezuela, no asumió con comprensión la distancia y se sumieron en una crisis que terminó en divorcio.

Lejos de hundirse, Rosalinda prosiguió con su carrera artística y, además, se volcó en su nueva faceta de empresaria: “He abierto un restaurante y también estoy trabajando en una industria química. No pretendo abandonar la interpretación, pero no quiero estar parada mientras espero que llegue un personaje”.

De hecho, poco después se subió a las tablas con la obra ‘Okey’, junto a Julie Restifo y Rafael Romero.

En 2000 se sumergió en las grabaciones de ‘Amantes de luna llena’, a la que le siguieron otros títulos como ‘La niña de mis ojos‘ y ‘La invasora’.

En esa novela da vida a una mujer cuya maldad es consecuencia de una infancia llena de tragedias: “Ya estoy acostumbrada a los personajes de villana y me encantan. Además me dan mucha fuerza interna”.

Nada que ver con su siguiente personaje, Andreína Obregón, en ‘Sabor a ti’, novela que grabó en 2004: “Es una mujer que se hace cargo de la empresa de su esposo cuando este muere y, además, desarrolla una gran actividad a favor de los niños enfermos”.

El 9 de julio de 2006 contrajo matrimonio con el abogado argentino Javier Pipkin Weksler de quien se separó dos años más tarde.“Solo ansío tener serenidad y empezar de cero en mi vida personal”, confesó tras la ruptura.

No fue hasta 2009 cuando volvió a televisión con ‘Qué clase de amor’, que compaginó con ‘A 2.50 la cuba libre’. Trabajo este en el que brilló, al igual que ‘Puerta abierta al mar’, otra obra de teatro.  


 En 2011 participó en ‘La mujer perfecta’, donde interpreta a la directora de un centro especializado en autismo. Además, volvió a escena con ‘A 2.50 la cuba libre’ y grabó ‘Natalia del Mar’, junto a Víctor Cámara.

 Al año siguiente formó parte del cartel de una nueva puesta en escena: ‘Hechizo de brujas’. También grabó la telenovela ‘Mi ex me tiene ganas’, la última hasta el momento.

 Actualmente, Rosalinda Serfaty espera la llegada de nuevos e interesantes proyectos profesionales: “Me encantaría hacer una película –soy muy cinéfila– o interpretar a un personaje histórico”.






FOTOS






Rosalinda Sefarty

Mauricio Aspe

L
e gustaría llegar a Hollywood y trabajar junto a las estrellas que admira, como Johnny Depp, Angelina Jolie o Meryl Streep. Hasta que ese momento llegue, sigue trabajando duro con un objetivo claro: ser mejor actor cada día.

 “Todavía me queda mucho camino y sé que no puedo dejar de prepararme. Además, con ello quiero servir de ejemplo a mi hija”. Así mira al futuro Mauricio Aspe, que nació el 25 de julio de 1973, en México D. F.

Siguiendo los pasos de su hermano mayor, por quien sentía una gran admiración, empezó de modelo en anuncios publicitarios. Este contacto con las cámaras hizo que, pasados los años, se desarrollara en Aspe una profunda inquietud por la interpretación: “Lo tuve tan claro que abandoné el mundo de la moda para luchar por lo que realmente deseaba y lo que más me emocionaba”.

A comienzos de los 90 ingresó en la Escuela de Actuación de Televisa y en 1994 le dieron la oportunidad de debutar en televisión con un pequeño papel en la telenovela ‘Agujetas de color de rosa’. Además, participó en el programa  de televisión ‘Solitarios’.

Con estas pequeñas participaciones pudo demostrar su valía, y le sirvieron para darse a conocer. Fue en 1995 cuando le llegó su primer papel importante en ‘María la del barrio’, producción que marcó realmente el inicio de su carrera como actor y también gracias a la cual conoció a la actriz Margarita Magaña. Sin embargo, no empezaron a salir hasta tiempo después. 


 En 1999 volvió a coincidir con Magaña en ‘Por tu amor’, y en esta ocasión sí dieron rienda suelta a sus sentimientos y comenzaron un romance que, desde el principio, despertó el interés de la prensa.

 Fruto de su posterior enlace, nació en 2001 una preciosa niña a la que llamaron Shakty. “Mi hija es lo más valioso que tengo y tendré en toda mi vida”.

Ya convertido en padre, ese mismo año se sumó al elenco, de las novelas ‘Carita de ángel’ y ‘Por un beso’, donde por tercera vez trabajaba con su esposa, algo que ambos veían de forma positiva, pues les permitía estar más tiempo juntos. En contrapartida, los siguientes proyectos en los que participaron los distanciaron tanto que a finales de 2003 afrontaron una crisis que desembocó en ruptura.

 En 2005 se sumergió en las grabaciones de ‘La madrastra’, donde interpretóa Héctor San Román, un hombre lleno de rencor, pero también capaz de amar a Vivian, a quien da vida Michelle Vieth. Este papel le valió el Premio TVyNovelas a la Mejor Actuación Estelar Juvenil Masculina.

 En ese mismo año grabó ‘Madre Luna’, que terminó en 2007. “Fue un reto interpretar a Román Garrido, tuve que reinventarme para meterme en la piel de un hombre tan malvado. Solo espero que no me encasillen en este tipo de personajes”, declaró en aquel momento.

 En 2010, firmó contrato con TV Azteca, con quien inició las grabaciones de ‘Entre el amor y el deseo’. “Televisa ha sido mi casa, pero ya no me ofrecían proyectos que me interesaran y yo quiero evolucionar. Los cambios son buenos siempre y una oportunidad de seguir creciendo”.

 En junio de 2012 fue noticia por una nueva relación, en esta ocasión con la cubana Jenny Queipo, de 28 años: “Nos presentó un amigo y fue amor a primera vista, ¡un flechazo! Ese mismo día decidimos que íbamos a casarnos”.

 La boda llegó y tras el enlace, que se celebró el 20 de diciembre de ese mismo año, la pareja pasó su luna de miel en Miami en casa de William Levy, amigo del matrimonio.

 A su regreso a México, el actor retomó el trabajo con la novela ‘La mujer de Judas’, con Anette Michel, Andrea Martí, Mauricio Islas y Geraldine Bazán, entre otros.

 Después, tuvo un paréntesis profesional hasta que este año volvieron a contar con él para una nueva producción: ‘Las Bravo’, ambientada en un club nocturno.

 Mientras, Mauricio Aspe, de 40 años, sigue en la incesante búsqueda de nuevos proyectos que le llenen como actor y lo ayuden a alcanzar su sueño de verse en la gran pantalla.  En el terreno personal, su mayor deseo es tener más hijos junto a la mujer a la que ama.
 

Muy personal

Comida favorita: “La italiana”.
Ídolos: “Pedro Infante y Jennifer López”.
Una bebida. “El tequila”.
Sus aficiones: “Me encanta ir a la playa y practicar natación. Estoy seguro de que en otra vida fui un pez”.
Un libro. “Cualquiera de Paulo Coelho”.






FOTOS







Mauricio Aspe

Ximena Duque

H
e tenido la suerte de demostrar que puedo hacer de buena, mala, loca, alcohólica…”. En la vida real ha asumido también varios papeles, incluso ha sido cuestionada en varias ocasiones por sus escarceos amorosos. “He vivido tantas cosas en mi vida que mi corazón se ha endurecido. Soy una mujer valiente y positiva y he aprendido que no merece la pena llorar tanto”, afirma Ximena Duque.

Nació el 30 de enero de 1985 en Cali, Colombia. Allí pasó su infancia hasta que a los 12 años se trasladó con su madre y su hermano a Miami, en Estados Unidos: “Mis padres se separaron cuando era una niña. Mi mamá nos sacó adelante sola y jamás se quejó ni se derrumbó”.

La pasión por la interpretación llegó pronto para Ximena: “Siendo muy pequeña lloraba y me inventaba que mi hermano me había fastidiado. Cuando mi mamá descubría que era falso decía: ‘Esta niña va a ser actriz’. Así fue como se me fue metiendo la idea en la cabeza”.

Debutó en obras de teatro que representaba en el colegio, pero su carrera profesional arrancó cuando se presentó al casting de ‘Protagonista de novela en 2003’.

Gracias al reality televisivo no solo se dio a conocer, sino que también encontró el amor junto a Christian Carabias. 
Fruto de esta relación, nació Fabián, en 2004: “Pese a que era aún una niña, tenía 18 años, lo importante es que he crecido con él  y me ha hecho madurar muchísimo”.

Madurez que le hizo afrontar con entereza su separación cinco años después. “Éramos muy jóvenes, pero siempre he contado con su apoyo, es un gran hombre y mejor amigo”, asegura.

Pese a que su hijo pasó a ser su prioridad, sus proyectos laborales empezaron a crecer: “Primero hice una pequeña participación en ‘Soñar no cuesta nada’, en 2005, y luego protagonicé doce capítulos de la serie ‘Decisiones’, mi gran escuela”.

Después llegaron otros proyectos, como ‘Valeria’ o ‘El rostro de Analía’.

En 2009 estuvo en Colombia para participar en Bella Calamidades, junto a Segundo Cernadas y Danna García: “Estoy feliz porque soñaba con volver a mi país siendo una actriz de éxito y lo logré”. 


También allí grabó ‘Los Vitorinos’. Durante ese trabajo la relacionaron con el director Ramiro Meneses y el actor Mauricio Ochmann, algo que enseguida se encargó de desmentir.

Sí reconoció que mantenía una relación con Julián Gil, con quien estuvo dos años saliendo. 

Sin embargo, en 2011, su noviazgo se vio enturbiado de nuevo por los rumores, que en esta ocasión la relacionaban con Carlos Ponce.

Aunque al principio lo desmintió, el tiempo evidenció esta relación.

Una vez más, fueron las malas lenguas las que perturbaron su tranquilidad cuando salió a la luz una supuesta infidelidad con Fabián Ríos, su pareja en ‘Corazón valiente’. Tras esto, la ruptura no tardó en llegar.

Terminada esta, la llamaron para participar en la segunda temporada de la webnovela ‘Mía Mundo’.

Fue un proyecto gratificante, al igual que la novela ‘Santa diabla, donde debuta como villana’.

Este reto le originó sentimientos contrapuestos: “Que me digan por la calle que les caigo mal es bueno porque significa que he hecho un buen trabajo, pero me cuesta asumirlo a nivel personal. Estoy acostumbrada a que me digan cosas bonitas”.

 Pero lo mejor fue que gracias a esta producción se reconcilió con Ponce. “Estamos viviendo una eterna luna de miel y nos sentimos felices”, ha declarado la actriz. Aunque no han tenido juntos hijos, de sus respectivas parejas ya han formado familia numerosa.

Ahora que por fin ha encontrado la estabilidad en su vida personal, Ximena Duque, a sus 29 años, continúa con varios proyectos profesionales.

En abril empezó el rodaje de la película ‘Morir soñando’ y…

… tiene muchos sueños por cumplir: “Me gustaría llegar a Hollywood. Sé que no es algo que pueda conseguir de la noche a la mañana, pero estoy preparándome a fondo para conseguirlo”.

Otras de sus novelas

En 2007 grabó ‘Pecados ajenos’, protagonizada por Lorena Rojas y Mauricio Islas. También tuvo por compañeros a Sofía Stamatiades y Jeancarlos Canela, entre otros.
 

‘Alguien te mira’

Se incorporó al rodaje en 2010. En la telenovela, encarna a Camila Wood, una joven mentirosa e inmadura. Geraldine Bazán interpreta a su hermana.
 

‘La casa de al lado’

En esta producción de 2011 es Carola, la rebelde y desinhibida ‘hija’ de Felicia Mercado y ‘hermana’ de Gabriel Valenzuela.





FOTOS





Ximena Duque