lunes, 2 de junio de 2014

Mayra Alejandra

"No quiero lágrimas cuando me vaya. No moriré, solo iré al encuentro de Jesucristo”. Así veía el final de su vida Mayra Alejandra, que perdió su batalla contra el cáncer de pulmón el pasado 17 de abril. Y pese a sus palabras, han sido muchos los que no han podido evitar el llanto tras su irremediable y triste partida.

Vino al mundo el 7 de mayo de 1958, en Caracas, Venezuela, en el seno de una familia de artistas. No es de extrañar, por tanto, que la hija del humorista  asturiano Charles Barry y la escritora vasca Ligia Lezama –que se divorciaron cuando su hija tenía 5 años–, sintiera inquietud desde niña por el mundo del espectáculo: “Estaba todo el día disfrazándome y, siendo aún una niña, empecé a tomar clases de canto y danza”.

A los 15 tenía claro que lo que realmente deseaba era ser actriz y cumplidos los 20 años le dijo a su madre que quería un papel en Valentina, telenovela de éxito en aquel momento.

Con el apoyo de sus progenitores se presentó a un casting, con la suerte de que había un personaje perfecto para ella: una sirvienta llamada Mayrita. Un pequeño papel que le sirvió de trampolín, pues ese mismo año le ofrecieron ser nada más y nada menos que la protagonista de Angélica. Luego protagonizaría otras novelas: 'Carolina, Tormento' y 'La hija de Juana Crespo'.

En 1978, año en el que grabó 'Residencia de señoritas' y 'Mariela', debutó en el cine con 'Carmen, la que contaba 16 años', de Román Chalbaud: “Él fue mi amigo, mi hermano espiritual y mi mentor”.

En esta nueva década, llegaron nuevos e importantes proyectos, como Rosa Campos, provinciana, 'Amada mía', 'Jugando a vivir' o 'Bienvenida, Esperanza'. Pero fue con 'Leonela', que protagonizó junto a Carlos Olivier en 1983, con la que revolucionó el género y se abrió las puertas del mercado internacional, convirtiéndose en una de las mujeres más sensuales y deseadas de la televisión.

Después de ser madre participó en alguna producción, como 'La mujer prohibida' (1986) y 'Amor de papel' (1993), y luego decidió retirarse: “Las grabaciones no me dejaban tiempo para estar con Aarón. Llegué a sentirme culpable y comprendí que un hijo necesita el calor y el afecto de su madre”.

Durante esos años vivió en varias ciudades, como Nueva York y Madrid, hasta que se instaló definitivamente en la ciudad mexicana de Mérida. Fue allí donde retomó la interpretación: “Pensaba que nunca volvería, pero cambié de opinión porque amo mi trabajo y aún me veía joven”.

Salvador Pineda, su amor

Por esa época conoció al actor mexicano Salvador Pineda, que cayó rendido a sus encantos. Empezaron a salir en 1984 
–mientras en televisión volvía a hacer tándem con Olivier en Miedo al amor– y aunque su relación tuvo altos y bajos.
 

Su gran amor, su hijo

Tuvieron un hijo: Aarón Salvador, que nació el 27 de marzo de 1989. No obstante, el padre del pequeño no estuvo a la altura de las circunstancias y los abandonó: “Se lo tragó la tierra, no supe más de él. Fue el golpe más duro de mi vida y me dolió por mi hijo, pero, pese a eso, no le guardo rencor y le deseo lo mejor en la vida”.
 

Su familia

La relación con su madre, la escritora Ligia Lezama, era inmejorable. Juntas disfrutaban de la vida familiar y también compartían amigos, como el escritor Alberto Gómez.
 

En el cine

En la gran pantalla tuvo su debut en 'Carmen, la que contaba 16 años'. Ella también era muy jovencita.
 

'Manon'

Recuerda con especial cariño ''Manon' (1986), 
que protagonizó junto a Miguel Ángel Landa y de la que comenta: “Tuvimos escenas muy fuertes”.
 

'A 2,50 la cuba libre'

De esta película comentó: 
“Me costó mucho dar vida a una prostituta; soy cristiana y sus palabras son pura grosería, 
pero tenía que ser así”.
 

Telenovelas: 'La mujer prohibida'

La novela, grabada en 1991, fue producida por Venevisión y Telecinco. En ella, se disputan su amor Germán Gallardo, a quien da vida el dominicano Andrés García, y Carlos Luis Gallardo, papel encarnado por el venezolano Fernando Carrillo.
Reto. Interpretar a Irene Rivas, una mujer muda.
 

'Leonela'

El hecho de que la protagonista se enamore del hombre que la viola supuso un shock para los espectadores: “Trataba un tema muy duro para la época y estuvieron a punto de retirarla. Carlos Olivier y yo tuvimos que declarar en los tribunales y fue duro”.
 

'Harina de otro costal'

Se trata de una versión del clásico de William Shakespeare Romeo y Julieta, contada “con un toque de comedia”. Carmencita. “Soy la madre de la protagonista (Daniela Bascopé),
una señora alegre, con personalidad, y aunque tiene muchas virtudes, también posee un lado oscuro”.
 

'Amor de papel'

Se grabó en 1993, en Venezuela. Compartió créditos
con Lola Forner y Sancho Gracia: “Lola interpreta a mi hija y nos hemos hecho muy amigas. Sancho es un hombre admirable y muy responsable. Fue una pena que participase en pocos capítulos, pero tenía otros compromisos en España”.
 

'La hija de Juana Crespo'

Diana se debate entre el amor de un chico pandillero, pero adinerado (José Luis Rodríguez) y un policía (Jean Carlo Simancas).
 

'Luisana mía'

Esta telenovela fue escrita por 
su madre, Ligia Lezama, y se grabó en 1981.







FOTOS







Mayra Alejandra 

No hay comentarios:

Publicar un comentario