lunes, 12 de mayo de 2014

Alma Muriel

“He vivido la agonía de no tener trabajo y el éxtasis de vivir una ovación de 12 minutos después de terminar una obra de teatro. Pero todo en la vida es aprendizaje y el fracaso forma parte ineludible del éxito”. Con esa visión afrontó su vida profesional y personal Alma Muriel, la actriz que el pasado 5 de enero se marchaba para siempre víctima de un infarto.

Nació el 20 de octubre de 1951 en Ciudad de México. Desde niña dio muestras de su talento artístico, pero no fue hasta la adolescencia cuando supo que quería ser actriz.

A finales de la década de los 60 debutó en el cine con ‘Lío de faldas’, con la que entró por la puerta grande. Enseguida llegaron otras cintas que la consolidaron como actriz en la gran pantalla, entre ellas ‘¿Por qué nací mujer?’, ‘Confesiones de una adolescente’, ‘Lo mejor de Teresa’ y ‘Cuando tejen las arañas’.

Un éxito que no solo se debió a su esfuerzo: “Fui autodidacta, jamás estudié actuación. Todo el mérito es de Dios, del universo y de tratar mi carrera con mucho respeto y dejarme llevar por mi instinto, que nunca me ha fallado”, afirmaba.

Su intuición no estuvo tan fina en lo personal, pues su matrimonio con Sergio Romo fracasó. Sin embargo, fruto de este nació su hijo Sergio, en 1968.

En 1973 triunfó en el teatro con ‘Vaselina’, aunque su trabajo se vio ensombrecido por los rumores que la relacionaron con su compañero Benny Ibarra, casado con Julissa.

Y precisamente ambas actrices se convirtieron en reclamo en la película ‘Amor libre’, en 1978, donde revivieron un entramado amoroso similar.

Por aquel entonces, Muriel estaba casada con Ricardo Cortés, padre de su segunda hija: Lisa. Esta relación tampoco prosperó.

También a lo largo de la década de los 70 destacó en televisión con importantes telenovelas: ‘La señora joven’, ‘Ha llegado una intrusa’, ‘Pobre Clara’ y ‘Ven conmigo’, donde sufre los estragos de un amor imposible, y ‘Marcha nupcial’.

 Más seductora se mostró en 1980, cuando hizo un striptease en la comedia ‘Burlesque’, una película de baja calidad por la que recibió innumerables críticas: “Necesito comer”, respondió de forma tajante.

En 1988 se consolidó como villana por su papel en ‘El extraño retorno de Diana Salazar’, junto a Lucía Méndez. A esta le siguieron ‘Las grandes aguas’, ‘Yo compro a esa mujer’ y ‘Atrapada’.

En los años 90, rodó la que supuso su última película: ‘Zapatos viejos’, donde le hace la vida imposible a Gloria Trevi. También grabó las telenovelas ‘La culpa’, ‘Desencuentro’ y ‘Nunca te olvidaré’, entre otras.

Amante de los libros, en 2004 se sumó al programa de promoción de literatura Leo, luego existo: “Creo que este tipo de acciones culturales son beneficiosas para nuestra sociedad”. Al mismo tiempo, continuó haciendo de las suyas en las novelas ‘Mariana de la noche’, ‘La esposa virgen’ o ‘Amar sin límites’.

Después de grabar ‘La rosa de Guadalupe’ y ‘Vidas robadas’ afirmó que no haría más novelas. Y su primer proyecto como tal fue la obra ‘El show de terror de Rocky’.

Durante esta entabló una relación muy especial con Antonio Escobar.

A finales de 2013, terminados los proyectos teatrales en los que estaba inmersa, decidió hacer un paréntesis profesional, motivado por algunos achaques cardíacos, e irse a vivir a Playa del Carmen, en el caribe mexicano, para llevar una vida más tranquila. Por desgracia, no pudo disfrutar de esta nueva etapa.
El 5 de enero su cuerpo fue encontrado en el baño de su apartamento. Un infarto apagó su luz a los 62 años.

Más trabajos en el cine

En 1982 rodó ‘Retrato de una mujer casada’, con Gonzalo Vega. Diez años llegó ‘Zapatos viejos’, la última. Estuvo nominada en tres ocasiones a los premios Ariel como mejor actriz.

En televisión

‘Si dios me quita la vida’. Grabó esta telenovela en 1995, con Enrique Lizalde y Daniela Romo.


En 2001coincidió con Alberto Estrella en ‘El noveno mandamiento’.


En el teatro

En 2004 estremeció al público con ‘Falsa crónica de Juana la Loca’.
 
 
Cinco años después se subió de nuevo al escenario con la obra ‘Para ti, sor Juana’, donde interpretó uno de sus mejores personajes, el de la figura histórica de sor Juana de la Cruz.
 
 
 
 
FOTOS
 
 
 
 

Alma Muriel

No hay comentarios:

Publicar un comentario