lunes, 4 de noviembre de 2013

Jencarlos Canela

Le bastó un disco para conquistar a toda Latinoamérica. Y si sus canciones han calado hondo, también lo han hecho los personajes a quienes ha dado vida en la pequeña pantalla. A sus 25 años, Jencarlos Canela disfruta de un presente inmejorable y un futuro prometedor.

 Nació el 21 de abril de 1988, en Miami, Florida, fruto del matrimonio conformado por Lisette y el compositor Heriberto Canela, ambos de nacionalidad cubana.
 Con solo 6 años escribió su primera canción y a los 7 debutó en público: “Le dije a mi padre que quería cantar en la siguiente reunión que hicieran, pues solían venir músicos a mi casa. Recuerdo que la noche antes no podía dormir”.

Al día siguiente le dijo a su padre: “Lo que yo sentí ayer quiero sentirlo el resto de mi vida”. Esto alentó a su familia a tomarse en serio su formación: “Me apuntaron a clases de piano, guitarra, percusión y canto”. A los 12 años comenzó a poner en práctica todo su aprendizaje formando parte del grupo Bom Bom Pop.

Pese al éxito alcanzado, dos años después abandonó la formación y emprendió su carrera en solitario. Y desde niño ya actuó en escenarios tan populares como el del Festival Latin Fiesta de Toronto, en Canadá, o las galas de Miss Mundo de 2004 y 2005.

Sin dejarse abrumar por el éxito y las ovaciones, continuó su formación en la New World School of de Arts de Miami, donde se graduó en 2006. “Y lo que mucha gente desconoce es que también me licencié en Psicología, que me ha servido para abrirme un poco más a la vida con mis secretos, miedos e ilusiones”.

Nunca ejerció como psicólogo, pues siguió dedicándose a cantar, sobre todo a partir del día en que el reconocido productor Rudy Pérez puso sus ojos en él. Fue entonces cuando inició la grabación de su primer disco.

Al mismo tiempo, otro productor se acercó a él en una de sus actuaciones para hacerle otra importante propuesta: “Me preguntó si sabía actuar. Le respondí que no, pero él me dijo que no hacía falta, pues el protagonista que buscaba debía ser cantante. Aquel proyecto nunca se llevó a cabo, pero de ahí me surgió otro casting y me cogieron para hacer un papel en ‘Pecados ajenos”.

Concluida esta producción, en 2008, tuvo una participación especial en ‘Doña Bárbara’, donde interpreta al primer amor de Marisela (Génesis Rodríguez).

También en ese año debutó en el cine con ‘Hunted by Night’ y se subió a las tablas con el musical ‘Miami libre’. 
Sin embargo, Jencarlos tenía muy claro cuáles eran sus prioridades profesionales: “Lo primero para mí es la música, mi pasión, aunque me encanta la actuación y me satisface en otros sentidos. Soy un cantante que actúa, no un actor que canta”. 


Y como músico pasaba por un buen momento: los temas de su primer disco, ‘Búscame’, se colocaron en los primeros puestos de las listas de superventas. Un éxito merecido, según el propio artista asegura: “La gente piensa que los triunfos vienen de la nada, pero yo llevo 16 años luchando con mi equipo, tocando puertas y preparándome en esta difícil industria”.


Aunque no dejó de tener los pies en la tierra, sí tenía muy claras sus metas: “A los productores les dije: ‘Déjenme la humildad a mí, pero mi música quiero que sea la mejor. Ahora bien, el éxito no se obtiene con los logros profesionales, sino como ser humano”. 


Algunas de sus canciones formaron parte de la banda sonora de su siguiente novela: ‘Más sabe el diablo’. La producción le abrió las puertas del mercado internacional…

… lo unió a su compañera Gaby Espino, que por entonces estaba casada con el actor Cristóbal Lander, con quien acababa de tener una hija llamada Oriana. 


Este fue el motivo por el que el actor negó la relación: “Entre nosotros solo hay una amistad que crece cada día. Sé que está pasando por una situación delicada con su pareja y quiero respetarla y ayudarla”.

Sin embargo, el tiempo evidenció la realidad y llegó el día en que hizo público su noviazgo en las redes sociales.

En 2011 protagonizó, junto a Carmen Villalobos, la telenovela ‘Mi corazón insiste en Lola Volcán’…

… al tiempo que trabajaba en su segundo disco, ‘Un nuevo día’, que salió a la venta a finales de año.

Fueron momentos muy buenos, pues también se alzó con el Premio Lo Nuestro que otorga Univisión.

Pero el mejor galardón lo recibió en febrero de 2012, cuando nació su primer hijo, Nickolas. “Lo que siento por él es como mi amor por Gaby, tan fuerte que no se puede explicar con palabras”.

La paternidad no le impidió continuar con sus compromisos laborales y en noviembre inició las grabaciones de ‘Pasión prohibida’, que lo tuvieron ocupado hasta mayo de 2013.

 Desde entonces ha dedica gran parte de su tiempo a la música y a la promoción de ‘I Love It’, single de su tercer disco, que verá la luz muy pronto. En la foto, con Heriberto, su padre, de quien heredó su pasión por la música y quien se ha hecho responsable de su carrera artística.




FOTOS





Jencarlos Canela

No hay comentarios:

Publicar un comentario