lunes, 25 de noviembre de 2013

Miguel de León

"En la vida todo lo que nos sucede es lo mejor, pues Dios nos tiene reservado no solo un lugar, sino un camino. Él es quien sabe y yo confío en él”. Así asume Miguel de León sus éxitos y también sus fracasos, tanto profesionales como personales: con aceptación y fe.

Nació el 23 de febrero de 1962, en Caracas, Venezuela, fruto del matrimonio conformado por Teógenes y María del Carmen, ambos inmigrantes canarios. Cuando terminó la escuela, se matriculó en el Colegio Universitario de Caracas, donde estudió un año de Ingeniería, cuatro de Administración y uno de Antropología. No concluyó ninguna de estas carreras.

 Inesperadamente descubrió su verdadera vocación: “Nada más ingresar en la universidad entré a formar parte del taller de teatro y me quedé fascinado. Junto a Ricardo Acosta hice teatro durante siete años”.

Abandonó entonces sus estudios para dedicarse a la interpretación, desoyendo las palabras de quienes le aconsejaban lo contrario, como su padre, que se sacó los bolsillos del pantalón y le dijo: “Así vas a quedarte si eres actor, sin un duro”.

Escuchó su advertencia, pero no cambió de opinión: “Con el tiempo reconoció que se había equivocado, aunque reconozco que es verdad que, además de talento, necesitaba suerte. Solo bastaba una oportunidad para demostrar que valía”.

 Y la tuvo, pero después de ocho años de castings y papeles irrelevantes. Fue en 1988, en Sueño contigo. A partir de ese momento se abrieron para Miguel las puertas de la televisión.

 Señora' y 'Abigail' fueron sus siguientes producciones.
No tuvo tanta suerte en el cine. Aunque llegó a hacer una película, 'Señora Bolero', en 1989, y participó en la cinta francesa Río verde, nunca más repetiría en la gran pantalla: “Me habría encantado hacer más, pero no me lo ofrecieron”. Debutó como protagonista en ‘María Celeste’'

 Por suerte, siguió haciendo telenovelas, como 'Caribe' y 'Kassandra'. Al término de esta producción, en 1992, dejó RCTV y firmó con Venevisión, donde le brindaron mejores oportunidades, como 'Amor de papel'.

En 1994 por fin llegó su primer protagonista: “He soñado con esto y creo que llega después de mucho esfuerzo y en un momento en el que estoy preparado”. Y así lo demostró en María Celeste.

En el amor: Gabriela Spanic

Parecían la pareja perfecta, pero después de siete años juntos y una boda de cuento, se divorciaron y nunca más se volvieron a ver.
 
 
 

Nubia

Esta guapa mulata, llamada Nubia, su primera esposa, con quien rompió tras ocho años de matrimonio, cuando conoció a la actriz mexicana Gaby Spanic.
 
 
 

Telenovelas: 'Gotita de amor'

Cuenta la historia de una niña que es abandonada en la puerta de un orfanato pocos días después 
de nacer. Pasados los años, huirá en busca de sus padres y de un hogar.
 
 
 

'La viuda joven'

Esta telenovela está inspirada 
en la vida de la Carmen Cervera, 
la baronesa Thyssen. Daba vida al jefe de Policía Vespasiano: “Ha sido el papel más difícil de toda mi carrera. Cuando comencé la novela, 
lo tenía perfilado, pero me costó verle la cara 
y conocerlo bien. Además, en ella soy ‘el jefe’ 
de personajes interpretados por actores 
de la talla de Carlos Mata Rafael Romero, 
Sonia Villamizar y Carlos Cruz”.



'Amor de papel'

Dirigida por César Bolívar, fue coproducida por Venevisión y la cadena española Antena 3, en 1993. Su papel: “Diego del Corral es un hombre humilde, tímido y sencillo que 
de repente se enamora de una mujer, 
a quien da vida la actriz española Lola Forner, que le destroza la vida”.


'La Usurpadora'

Era la segunda vez que trabajaba junto a su esposa de entonces, Gabriela Spanic: “No es difícil, aunque extraño verla convertida en otra persona. Pero es estupendo, porque al tener el mismo horario y podemos vernos más”.


'Alegrijes y rebujos'

Las grabaciones tuvieron lugar en 2003, en México.
El elenco fue de lujo. Trabajó junto 
a Jacqueline Bracamontes, Marcelo Buquet, María Chacón, Allisson Lozz y Eugenia Cauduro.


'Las Bandidas'

En esta novela da vida a Gaspar Infante, un personaje que le ha dejado buen sabor de boca: “Ha sido el más corto de mi carrera, pero me encantó y ha marcado un antes y un después. Tuve que trabajar el físico, la voz y la conducta. Me permitió romper con la imagen de galán, así que estoy muy agradecido”. En ella trabaja junto a Ana Lucía Domínguez, Daniela Bascopé, Marjorie Magri y Claudia La Gatta.




FOTOS





Miguel de León

miércoles, 13 de noviembre de 2013

Scarlet Ortiz

“Un día alguien me dijo que las telenovelas son el más puro reflejo de la vida real pero sin los días aburridos, y así lo creo yo también”, ha asegurado Scarlet Ortiz.  Y es en este género donde la guapa y risueña actriz venezolana ha despuntado, logrando ganarse el corazón de medio mundo. 


Hevis Scarlet Ortiz Pacheco nació el 12 de marzo de 1974 en Caracas, donde se crió junto a sus cinco hermanos. “Mis padres nos inculcaron el respeto a nosotros mismos y a los demás, y el valor de las cosas por pequeñas que fueran”.

Estudió en el Colegio Inmaculada Concepción y en 1992 se matriculó en Psicología en la Universidad Central de Venezuela. Sin embargo, ese año su vida dio un giro radical cuando ganó el título de Miss Sucre y se presentó a Miss Venezuela”.

 Aunque volvió a la universidad, esta vez para estudiar Publicidad, de nuevo tuvo que abandonar, pues la llamaron enseguida para presentar el programa infantil ‘Nubeluz’, junto a Concetta Lo Dolce y Gaby Espino: “No pude licenciarme, pero me di cuenta de que ser alguien en la vida no tiene que ver con obtener un título, sino con hacer lo que deseas y lograr tus sueños”.

 Y sus sueños, sin duda, estaban tomando otro rumbo: “Participar en ese espacio fue una de las experiencias más maravillosas y me dio muy buena base, pues tenía que actuar, bailar, cantar…”.

Y gracias a este trabajo, en 1997 le ofrecieron su primer papel en una telenovela, ‘Llovizna’, junto a actores de la talla de Caridad Canelón: “Fue ahí donde supe lo que quería realmente: ser actriz. Empecé a estudiar interpretación con un profesor particular, porque mi preparación era muy básica y tenía miedo de no hacerlo bien”.

Su buena acogida hizo que nada más terminar la llamaran para que se sumara a las grabaciones de una nueva producción: ‘Niña mimada’.

Durante su siguiente proyecto, ‘Luisa Fernanda’, en 1999, inició una relación sentimental con su compañero Yul Bürkle. “Me atrajeron su caballerosidad y su simpatía. A su lado me sentí protegida”.

Después participó en ‘Yo soy Betty, la fea’, que le abrió las puertas del mercado internacional interpretándose a sí misma.

Continuó la buena racha con ‘Mis tres hermanas’, en 2000…

… y ‘Secreto de amor’, telenovela que grabó en Miami un año después y que supuso su primer trabajo fuera de Venezuela. La experiencia fue tan satisfactoria que fijó su residencia en la ciudad estadounidense.

Sin embargo, a partir de entonces los viajes se sucedieron. En 2003 grabó en Perú ‘Todo sobre Camila’, donde después se quedó un tiempo para estar cerca de Yul. 



En 2004 volvió a ponerse delante de una cámara y lo hizo como prostituta en ‘Todos quieren con Marilyn’, papel que la llevó hasta Colombia. Regresó después a su país natal para participar en ‘Mi vida eres tú’, de nuevo con Jorge Aravena.

… pero los proyectos internacionales no terminaron ahí, pues en 2007 grabó ‘Trópico’ en República Dominicana, con Víctor González, y Perú.

Estas idas y venidas la agotaron, pero también fueron enriquecedoras. “No es fácil grabar en tantos países porque son diferentes culturas, pero resulta muy interesante y se aprende mucho”.

Después de ‘Trópico’, en 2008, regresó a Miami para sumergirse en su primera comedia, ‘Amas de casa desesperadas’: “Creo que soy buena haciendo reír y ha sido una experiencia muy positiva”.

A mediados de 2009 terminó de grabar ‘Alma indomable’…

… e hizo un paréntesis para dedicarse al bebé que estaba esperando.

Bárbara Briana vino al mundo en marzo de 2010. “Ella es la culminación de todo cuanto Yul y yo hemos sentido y querido, de nuestros diez años de relación, basada en la comprensión, la estabilidad y la comunicación”.

Y aunque afirmó que la maternidad era lo más hermoso que le había sucedido en la vida, también confesó que era el trabajo más “arduo y duro”: “No es sencillo infundirle valores y estar segura de que no te equivocas”.

Después de unos meses volcada en el cuidado de su pequeña, decidió retomar su profesión, y lo hizo con ‘Rafaela’, su primera telenovela bajo las órdenes de la productora mexicana Televisa.

Además, demostró estar en plena forma en el reality ‘Mira quién baila’, donde enamoró a los espectadores: “Me ayudó a recuperar la figura, a seguir creciendo como profesional y a que la gente conociera una faceta diferente de mi vida”.

En 2012 regresó a su país para sumirse en las grabaciones de ‘Dulce amargo’.

A sus 39 años, Scarlet Ortiz puede presumir de una carrera intachable y ve con ilusión el largo recorrido que tiene por delante, aunque sabe que cambiará el tipo de personajes que le ofrezcan: “La edad condiciona a muchos productores. Sé que llegará el día en que dejen de llamarme para ser la protagonista”.




FOTOS




Scarlet Ortiz

miércoles, 6 de noviembre de 2013

Ignacio López Tarso

El paso del tiempo no solo no le pesa, sino que ha sido su gran aliado y amigo, pues durante 88 años lo ha ayudado a sumar experiencias únicas, aplausos y ovaciones interminables y disfrutar del inmenso cariño del público. Así percibe Ignacio López Tarso el largo andar de la vida, que él inició el 15 de enero de 1925 en México.

Todavía recuerda el día que sus padres, Alfonso López Bermúdez e Ignacia López Herrera, lo llevaron al teatro cuando solo tenía 8 años. Aquella función lo marcó: “Supe que no podía dedicarme a otra cosa que no fuera ser actor”.

Sin embargo, asegura que su inquietud por la interpretación venía de antes: “Presumo de haber nacido actor y de no tener que hurgar dentro de mí mismo para saber cuál era mi vocación”.

Como los problemas económicos de su familia le impedían acceder a estudios superiores, se vio obligado a ingresar en el Seminario Menor de Temascalcingo. Aunque pronto lo abandonó porque sabía que no era su camino, su paso fue fructífero, ya que allí tuvo su primer contacto con el teatro clásico. Además, aprendió a recitar poesía con dicción y métrica perfectas.

Animado por unos amigos, viajó a Estados Unidos para ganar dinero, pero tras recoger naranjas unos meses, una lesión precipitó su regreso a México.

Postrado en la cama, se entretenía leyendo libros de poesía de autores como Xavier Villaurrutia, a quien tiempo después logró conocer; y no solo se llevó un autógrafo, sino su confianza.

Además, el destino quiso que el escritor fuera su maestro en la Academia Dramática del Instituto Nacional de Bellas Artes, donde ingresó en 1949. Inició su carrera como actor en la Compañía de Teatro Estudiantil Autónomo y la continuó en la de Teatro Clásico de México.

Fue entonces cuando Villaurrutia le advirtió que su nombre, Ignacio López López, no tenía fuerza y no triunfaría si no lo cambiaba. Lejos de ofenderse, el aplicado alumno siguió su consejo y sustituyó su segundo apellido por Tarso, en honor a San Pablo apóstol.

Con su nuevo nombre, la joven promesa debutó en la obra ‘Nacida ayer’, a la que siguieron ‘La Celestina’ o ‘Las mocedades del Cid’. Pero fue ‘Moctezuma II’ la función que lo consagró y lo convirtió en uno de los imprescindibles sobre los escenarios.

Desde entonces ha subido a las tablas en infinidad de ocasiones. En 2009 representó ‘Doce hombres sin piedad’.

También ese año representó ‘Elsa y Fred’, junto a Beatriz Aguirre.

En 2011 dio vida al poeta chileno Pablo Neruda en ‘El cartero’.

 ‘La tempestad’ (2012) ha sido uno de sus últimos trabajos para el teatro.

 En 1954 dio el salto al cine con ‘La desconocida’, película dirigida por Chano Ureta, pero la experiencia no fue grata: la poca trascendencia de su papel no estuvo a la altura de sus expectativas. 
Por suerte, el gusto por el Séptimo Arte logró arraigar en él gracias a cintas donde se codeó con grandes estrellas y directores, como ‘Nazarín‘, de Luis Buñuel, ‘Tarahumara’ o ‘Macario’.

Tres años después, rodó ‘El hombre del papel’.

Al año siguiente, ‘El gallo de oro’. Como dato curioso desde su debut en 1954 hasta 1996 había rodado cincuenta películas.

También se dedicó a la música. Grabó ocho discos en los que destacan temas de la revolución mexicana…

‘Yo soy el corrido de Pepe Guizar’ y  ‘Muerte de Emiliano Zapata’ son algunos de sus trabajos.

Su ajetreada agenda laboral no le impidió tener una vida familiar estable junto a su mujer, Clara Aranda…

… y sus tres hijos: Susana, Gabriela y Juan Ignacio, que siguió sus pasos. Ellos han sido su mejor apoyo tras la muerte de su mujer.

Si bien durante su carrera ha recogido algunos galardones, en  2012 fueron constantes. En marzo recibió el título Doctor Honoris Causa en la Universidad mexicana de Guadalajara por sus aportaciones a las artes escénicas.

… y en verano se alzó con una Diosa de Plata y un Cabrito de Plata y otro de Cristal en el Festival de Cine de Monterrey.

Pese a que todos estos galardones lo han llevado a cerrar una etapa, él sigue dispuesto a trabajar: “Ignoro cuánto tiempo seguiré sosteniéndome sobre un escenario; sé que la muerte está cerca, pero no pienso en ella. Además, he sobrepasado mis expectativas, pues nunca imaginé llegar a viejo, ni siquiera alcanzar los 50”. 


Sus telenovelas

La vimos en España en 1997 y se convirtió en todo un éxito. López Tarso trabajó junto a Leticia Calderón.
 
 
En 2000 se metió en la piel de don Ángel Villareal en ‘La casa de la playa’.
 
Tres años después grabó ‘De pocas pocas pulgas’, trabajo por el que se llevó el premio TVyNovelas como Mejor Primer Actor.
 
En 2010 encarnó a Mojarras en ‘Mar de amor’, el entrañable abuelo que vive con su nieto, Tilico.
 
‘Corazón indomable’ es su última producción, donde ha hecho una pequeña participación este año, también ha aparecido en ‘Mentir para vivir’.
 
 
 
FOTOS
 
 
 
Ignacio López Tarso

lunes, 4 de noviembre de 2013

Viviana Gibelli

Su belleza le abrió las puertas de la profesión, pero  fueron su simpatía y espontaneidad ante las cámaras las que la convirtieron en una de las presentadoras y actrices más queridas de Venezuela, país que la vio nacer el 22 de diciembre de 1965. Desde que empezó a trabajar, en 1990, todos los proyectos que ha emprendido han resultado ser un éxito.

Viviana Águeda Gibelli Gómez recuerda que desde que tuvo uso de razón le entusiasmaban los escenarios: “Mi abuela siempre me decía que llevaba el show en la sangre”.

Sin embargo, terminado el Bachillerato se matriculó en Medicina: “Me gustaba mucho, aunque seguía teniendo inquietudes artísticas. Por eso, durante mi primer año de carrera me presenté al concurso de Miss Venezuela. Acudí a una academia de modelos porque necesitaba un intermediario para acceder al certamen. No tenía casi experiencia, tan solo había hecho de extra en algunos comerciales para televisión y algo de teatro en el colegio”.

No logró alzarse con la corona, pero le sirvió como escaparate para darse a conocer: “Al año siguiente acudí al certamen Miss Wonderland y quedé Reina del Continente Americano. Tomé clases de locución y me ofrecieron participar en el programa matinal ‘Complicidades”, tras el que participé en una versión para niños, ‘Circo cómplice’

En 1990 debutó como actriz  en Cóctel fatal y después en la serie ‘¡Qué chicas!’, tras la cual empezó a presentar importantes galas.

Por entonces no solo era noticia por su talento, sino también por la relación con el actor Luis José Santander.

Su popularidad y belleza la convirtieron en la imagen de una importante firma de productos para el cabello. Y mientras aparecía en vallas publicitarias y anuncios de televisión, le llegó su primer papel en una telenovela…

… nada más y nada menos que como protagonista de ‘Por amarte tanto’, que grabó en 1992.

Su romance en la ficción con el apuesto galán Jean Carlos Simancas traspasó las pantallas, pese a su reciente ruptura con Santander.

Terminada esta, continuó presentando eventos, como la gala Miss Venezuela 1993, donde acaparó la atención del público, pues durante el espectáculo demostró sus dotes como cantante.

Su siguiente personaje lo asumió en 1995. Fue el de Catalina Miranda en ‘Ka Ina’, donde de nuevo hizo pareja con Jean Carlos. Sin embargo, el final no fue tan feliz como tres años antes y la pareja rompió antes de concluir las grabaciones. Esto impidió que Viviana disfrutase por completo del éxito de la novela. 


Fue la encargada de recoger el premio Midia 1996 a la Mejor Telenovela, ‘Ka Ina’, que le otorgaron en España.

No obstante, la tristeza no la hizo detenerse y siguió con sus numerosos proyectos laborales. Mientras entrevistaba a grandes figuras del espectáculo como Eros Ramazzotti o Gloria Estefan en el programa ‘Confidencias’, la actriz daba sus primeros pasos para cumplir uno de sus sueños: triunfar en el mundo de la música.

En el videoclip de uno de sus temas, ‘Amores amigos’, participaba Guillermo Pérez, con quien inició un bonito romance. Un amor idílico que, sin embargo, no prosperó...

En 1998 se sumó al reparto de ‘El país de las mujeres’, producción que le abrió el mercado internacional. De hecho, al término de esta, la llamaron de Univisión para presentar su propio ‘talk show’, ‘Viviana a la medianoche’, con el que triunfó durante varios años.

En 2001 comenzó la telenovela ‘Deseo de amor’ y se involucró en la Sociedad Anticancerosa de Venezuela, causa por la que sigue luchando a día de hoy. 


Al año siguiente se puso a las órdenes de Lucho Llosa en ‘Baño de damas’, filme que rodó en Perú.

Al término de este volvió a su país  para hacer la telenovela ‘Gata salvaje’.

En 2005 asumió un nuevo reto en su vida profesional: debutó en el teatro con ‘El método Gronholm’. Seducida por el género, dos años después produjo sus propias piezas teatrales, como ‘Hasta que el matrimonio nos separe’ o ‘El mundo de Oz’.

Además, por aquel entonces se lanzó como empresaria creando un centro de medicina estética: “Fue gracias a mi hermano, que me animó a montarlo con él. Ya teníamos una pastelería y un restaurante de comida rápida”.

Pese a sus interesantes proyectos, más notoriedad cobraron los rumores que la relacionaban con un importante político de Venezuela. No fue un chisme su romance con el chef y empresario David Akinin, a quien conoció en el centro de la Cábala –práctica espiritual que forma parte de su vida– y con el que empezó a salir en 2008, poco después de terminar la novela Arroz con leche: “Me trata como a una reina y además, ¡cocina!”.

Había encontrado el hombre ideal para formar una familia y,  tras un tratamiento de fertilización, se convirtió en madre de Aranza –el 12 de abril de 2009– y Sebastián –el 19 de septiembre de 2010.

Por desgracia, 2011 llegó cargado de desgracias: murieron sus padres y, además, se divorció. Lejos de hundirse, se mantuvo serena: “Llegará el hombre con quien compartir mi vida, un buen compañero con sentido del humor. No ha de ser perfecto, porque yo tampoco lo soy”. 


A sus 47 años, Gibelli no ha perdido la ilusión: “Mis sueños no tienen límite ni techo. Quiero que la vida vaya sorprendiéndome y agradecer lo que me pase”.



FOTOS




Viviana Gibelli

Jencarlos Canela

Le bastó un disco para conquistar a toda Latinoamérica. Y si sus canciones han calado hondo, también lo han hecho los personajes a quienes ha dado vida en la pequeña pantalla. A sus 25 años, Jencarlos Canela disfruta de un presente inmejorable y un futuro prometedor.

 Nació el 21 de abril de 1988, en Miami, Florida, fruto del matrimonio conformado por Lisette y el compositor Heriberto Canela, ambos de nacionalidad cubana.
 Con solo 6 años escribió su primera canción y a los 7 debutó en público: “Le dije a mi padre que quería cantar en la siguiente reunión que hicieran, pues solían venir músicos a mi casa. Recuerdo que la noche antes no podía dormir”.

Al día siguiente le dijo a su padre: “Lo que yo sentí ayer quiero sentirlo el resto de mi vida”. Esto alentó a su familia a tomarse en serio su formación: “Me apuntaron a clases de piano, guitarra, percusión y canto”. A los 12 años comenzó a poner en práctica todo su aprendizaje formando parte del grupo Bom Bom Pop.

Pese al éxito alcanzado, dos años después abandonó la formación y emprendió su carrera en solitario. Y desde niño ya actuó en escenarios tan populares como el del Festival Latin Fiesta de Toronto, en Canadá, o las galas de Miss Mundo de 2004 y 2005.

Sin dejarse abrumar por el éxito y las ovaciones, continuó su formación en la New World School of de Arts de Miami, donde se graduó en 2006. “Y lo que mucha gente desconoce es que también me licencié en Psicología, que me ha servido para abrirme un poco más a la vida con mis secretos, miedos e ilusiones”.

Nunca ejerció como psicólogo, pues siguió dedicándose a cantar, sobre todo a partir del día en que el reconocido productor Rudy Pérez puso sus ojos en él. Fue entonces cuando inició la grabación de su primer disco.

Al mismo tiempo, otro productor se acercó a él en una de sus actuaciones para hacerle otra importante propuesta: “Me preguntó si sabía actuar. Le respondí que no, pero él me dijo que no hacía falta, pues el protagonista que buscaba debía ser cantante. Aquel proyecto nunca se llevó a cabo, pero de ahí me surgió otro casting y me cogieron para hacer un papel en ‘Pecados ajenos”.

Concluida esta producción, en 2008, tuvo una participación especial en ‘Doña Bárbara’, donde interpreta al primer amor de Marisela (Génesis Rodríguez).

También en ese año debutó en el cine con ‘Hunted by Night’ y se subió a las tablas con el musical ‘Miami libre’. 
Sin embargo, Jencarlos tenía muy claro cuáles eran sus prioridades profesionales: “Lo primero para mí es la música, mi pasión, aunque me encanta la actuación y me satisface en otros sentidos. Soy un cantante que actúa, no un actor que canta”. 


Y como músico pasaba por un buen momento: los temas de su primer disco, ‘Búscame’, se colocaron en los primeros puestos de las listas de superventas. Un éxito merecido, según el propio artista asegura: “La gente piensa que los triunfos vienen de la nada, pero yo llevo 16 años luchando con mi equipo, tocando puertas y preparándome en esta difícil industria”.


Aunque no dejó de tener los pies en la tierra, sí tenía muy claras sus metas: “A los productores les dije: ‘Déjenme la humildad a mí, pero mi música quiero que sea la mejor. Ahora bien, el éxito no se obtiene con los logros profesionales, sino como ser humano”. 


Algunas de sus canciones formaron parte de la banda sonora de su siguiente novela: ‘Más sabe el diablo’. La producción le abrió las puertas del mercado internacional…

… lo unió a su compañera Gaby Espino, que por entonces estaba casada con el actor Cristóbal Lander, con quien acababa de tener una hija llamada Oriana. 


Este fue el motivo por el que el actor negó la relación: “Entre nosotros solo hay una amistad que crece cada día. Sé que está pasando por una situación delicada con su pareja y quiero respetarla y ayudarla”.

Sin embargo, el tiempo evidenció la realidad y llegó el día en que hizo público su noviazgo en las redes sociales.

En 2011 protagonizó, junto a Carmen Villalobos, la telenovela ‘Mi corazón insiste en Lola Volcán’…

… al tiempo que trabajaba en su segundo disco, ‘Un nuevo día’, que salió a la venta a finales de año.

Fueron momentos muy buenos, pues también se alzó con el Premio Lo Nuestro que otorga Univisión.

Pero el mejor galardón lo recibió en febrero de 2012, cuando nació su primer hijo, Nickolas. “Lo que siento por él es como mi amor por Gaby, tan fuerte que no se puede explicar con palabras”.

La paternidad no le impidió continuar con sus compromisos laborales y en noviembre inició las grabaciones de ‘Pasión prohibida’, que lo tuvieron ocupado hasta mayo de 2013.

 Desde entonces ha dedica gran parte de su tiempo a la música y a la promoción de ‘I Love It’, single de su tercer disco, que verá la luz muy pronto. En la foto, con Heriberto, su padre, de quien heredó su pasión por la música y quien se ha hecho responsable de su carrera artística.




FOTOS





Jencarlos Canela

Vanessa Guzmán

Su belleza le abrió las puertas de la interpretación, pero fue con constancia y talento como logró alcanzar el reconocimiento dentro de la profesión. En 1995 se alzó con la corona de Nuestra Belleza México, luego se presentó a Miss Universo y, de ahí, a la interpretación.

Desde entonces, su nombre también ha estado en boca de muchos por algunas polémicas en las que se ha visto envuelta y ciertos episodios turbulentos. Sin embargo, Vanessa Guzmán es una mujer que procura llevar su vida privada con discreción y a quien lo que más le importa es la familia. 



Debutó como 
presentadora 
Nació el 19 de octubre de 1976, en Ciudad de México, aunque su familia se trasladó enseguida a vivir a Ciudad Juárez, donde pasó su infancia y adolescencia junto a sus dos hermanos. 
Tras presentarse a varios certámenes de belleza, le surgió la oportunidad de trabajar en televisión.

Entre todas las propuestas, optó por presentar junto a Jorge Ortiz Pinedo el programa 'Al ritmo de la noche'. 
En 1998 le ofrecieron un papel en la película 16 en la lista y poco después otro en la telenovela 'Tres mujeres', que grabó en 1999. Proyecto importante que coincidió con su maternidad, pues ese año nació José Eduardo, fruto de su matrimonio con el actor Eduardo Rodríguez.

La actuación fue un bálsamo para sus problemas, y novelas como 'Siempre te amaré', 'Amigos X siempre', 'Carita de ángel', 'Aventuras en el tiempo' y 'Entre el amor y el odio' la mantuvieron ocupada entre 2000 y 2002. 


Después de su primer divorcio, la prensa no tardó en vincularla sentimentalmente a Valentino Lanús, su compañero en 'Amar otra vez', pero ella salió al paso de los rumores: “El día que tenga una relación estable lo diré”. También fueron meros cotilleos los que apuntaron a una reconciliación con su exmarido, con quien coincidió en un evento en Acapulco, en 2004: “Mantenemos cierta cercanía y nos veréis juntos, pero no revueltos”. 


Todos los chismes quedaron zanjados cuando se destapó su nuevo noviazgo con el futbolista chileno Sebastián González, conocido como Chamagol. Sin embargo, aunque parecía que había encontrado al hombre de su vida, meses después rompieron.

Se barajaron varias causas, entre ellas el miedo al compromiso de él: “Es una gran mujer y hemos sido felices juntos, pero las razones nos las guardamos”. 
Mientras su vida iba recomponiéndose, la actriz mexicana se subió a las tablas con la obra 'Esta casa es un gran lío'...
 
 

Sus amores: Romance con Chamagol

Su relaciones siempre han estado en el punto de mira de los periodistas que la han seguido muy de cerca. Mantuvo un romance con el futbolista chileno Sebastián González.
 
 

Su exmarido: Eduardo Rodríguez

Antes, estuvo casada con Eduardo Rodríguez, con quién tuvo a su hijo, José Eduardo. También se la relación con Valentino Lanús, con el que compartió créditos en 'Amar otra vez'.
 
 

Telenovelas: 'Atrévete a soñar'

Las grabaciones de 'Atrévete a soñar' tuvieron lugar durante 2009 y 2010 
en Ciudad de México. Da vida a Ana Castro, 
una madre divertida e involucrada 
en la educación de su hija, Patito (Danna Paola), a quien inculca 
valores como el amor por los demás y la humildad, al tiempo que le enseña a enfrentarse contra la envidia.
 
 

'Amor mío'

Fue por primera vez protagonista: “Estoy muy emocionada. Este papel supone una gran responsabilidad y compromiso por mi parte”.  Por 'Amor mío' nominada en los Premios TVyNovelas como Mejor Estrella Femenina de Comedia.
 
 

'Alborada'

La historia de 'Alborada' se sitúa en los años del dominio español en México, abordando hechos reales como la Inquisición. Era Perla y, a través de ella, se muestra a una mujer fuerte y muy sensual, de la que la actriz comentó:“No es arrogante, simplemente es espontánea y muy pasional. Yo no soy así, me considero más tranquila”.
 
 

'Entre el amor y el odio'

Se grabó en 2002 y compartió 
créditos con Susana González, César Évora, Sabine Moussier, María Sorté, Eduardo Noriega y Enrique Elizalde, entre otros muchos artistas.

'Amar otra vez'

En 'Amar otra vez' hizo de Verónica Santillán. "Es una mujer fría y calculadora que, pese a amar a su novio Daniel (Valentino Lanús), se hace amante de un rico empresario para mejorar
su nivel de vida". Con ella, Valentino Lanús.
 

'Infames'

En su última novela, que aborda la corrupción gubernamental en México, da vida a Ana, una abogada fuerte 
e inteligente capaz de arriesgarlo todo para lograr sus objetivos 
y tener más poder. “Estoy muy agradecida, porque este personaje supone un cambio radical en mi carrera". En ella trabaja 
con Lissete Morelos, Miguel Ángel Muñoz y Ximena Herrera.



FOTOS




Carlos Vives

Nos ha encandilado con la mirada de muchos personajes y en sus canciones ha relatado sus miedos, su infancia y hasta un encuentro frustrado con Gabriel García Márquez. El máximo exponente del vallenato colombiano ha vivido la gloria y también ha acariciado el olvido, aunque es consciente de que su trabajo será imborrable: “Al final las cosas buenas que uno hace nunca pasan”.

Carlos Alberto Vives Restrepo nació el 7 de agosto de 1961 en Santa Marta, Colombia, aunque a los 12 años se marchó a Bogotá, donde sus padres, Aracely y Luis Aurelio, emigraron en busca de un futuro mejor para sus hijos.

Desde muy pequeño destacó por su arte, pues era él quien amenizaba las fiestas familiares cantando, además de ganar algún dinero para la iglesia tocando la guitarra. Sin embargo, “no soñaba con ser artista, sino un gran médico”.

A medida que fueron pasando los años, sus inquietudes cambiaron y terminó matriculándose en Publicidad. Fue allí donde empezó a participar en talleres musicales y de teatro: “Me fascinó aquel mundo y decidí estudiar interpretación”. 

En 1982 le dieron su primer papel en la telenovela 'Tiempo sin huella', tras la que llegaron 'El faraón' y 'Tuyo es mi corazón'.
En 1986 lanzó su primer disco, 'Carlos Vives' por fuera y por dentro, al tiempo que participaba en 'Gallito Ramírez', producción que lo hizo famoso en toda Colombia.

Pronto se marchó a Puerto Rico para iniciar una gira de conciertos, pero su matrimonio sufría ya los estragos de la distancia. “Durante una conversación telefónica decidimos que lo nuestro tenía que acabar”.

Vives continuó actuando en novelas como 'La otra' y 'Aventurera', lo que no le impidió proseguir con su carrera musical, lanzando 'No podrás escapar de mí' y 'Al centro de la ciudad'. 

No solo triunfó con su interpretación, también con las canciones de la banda sonora, que se recogieron en un disco homónimo y que resultó el más vendido en la historia de su país hasta ese momento.

Gracias a este trabajo se adentró en un género musical que ya no ha abandonado: el vallenato. “Quise incorporarlo a mi música, dándole un toque más moderno. Me gustaría que se escuchase en todos los rincones del mundo porque tiene que ver con la gente buena y es una expresión alegre y positiva de mi país”.

Su primera mujer fue la actriz Margarita Rosa de Francisco, con quien contrajo matrimonio en 1986. “Nos acabamos separando 
a los dos años porque ella nunca estaba a mi lado. Nos casamos demasiado jóvenes, aunque yo hice todo lo que pude”. Tuvieron dos hijos, hoy adolescentes.

Durante su estancia en Puerto Rico se enamoró de la modelo Herlinda Gómez, con quien se casó en 1992 y tuvo dos hijos: Carlos y Lucía. De su mujer siempre tiene buenas palabras: "Es difícil explicar lo que significa para mí. Es mi motor, mi inspiración. La verdad es que cree en mí mas que en yo mismo".

Un hombre solidario

En 2008 fue nombrado con su esposa y su hija Elena Familia Embajadora de Buena Voluntad de UNICEF.


Además, el cantante ha fomentado el consumo de leche materna con la campaña 'Got milk'.

Y ha participado en un concierto por la paz junto a artistas como Miguel Bosé, Alejandro Sanz y Juanes.


'Gallito Ramírez'

Esta novela supuso su reconocimiento 
por parte del público y de la crítica. En esta producción, 
en la que inició una relación sentimental con Margarita 
Rosa de Francisco, da vida 
a Javier, un chico de origen humilde que sueña con ser boxeador. Además, participó 
en la banda sonora, cuyo tema principal es 'Canciones interpretadas'.
 
 

'Escalona'

En 1992 hizo 'Escalona'. De ella 
surgen dos discos, 'Escalona, 
un canto a la vida' y 'Escalona. Volumen II', con los que adoptó un nuevo estilo musical, dejando atrás el romanticismo que inundó sus anteriores trabajos. Triunfó en países como Venezuela, Panamá, Argentina o México.
 

'Solamente vos'

En 
el último capítulo de 'Solamente voz' sale junto 
al protagonista, Adrián Suar, 
en un videoclip que se convirtió en el momento más visto de la novela. “Fue una intervención breve. Me interpretaba a mí mismo. Cuando sonaban mis canciones, aparecía yo como 
si fuese un sueño”.


Una amplia discografía

'Escalona', 'Corazón profundo', 'La tierra del olvido', 'Tengo fe', 'El amor de mi tierra'… forman parte de su discografía.

Su último trabajo

Actualmente se encuentra de promoción con su disco, 'Corazón profundo'. El primer single es 'Bailar contigo', en cuyo vídeo sale su mujer.



FOTOS




Carlos Vives