jueves, 27 de diciembre de 2012

Mari Carmen Regueiro

Gracias a la telenovela Natacha, en 1990, conoció y se enamoró de Diego Bertie. Pero su relación acabó siendo una pesadilla y protagonizaron una sonora ruptura. 

No obstante, como buena profesional, volvió a trabajar con él tras la ruptura. Fue en Cosas del amor. Pero prefirió no comentar nada:“Cuando uno no tiene nada positivo que decir de alguien, mejor es callarse: y este es el caso”.

En 1994 vino a nuestro país para promocionar El desprecio junto a sus compañeros de reparto, Flavio Caballero y Flor Núñez. 

Intervinieron en los programas de TVE1 Pasa la vida, con María Teresa Campos, y Corazón, corazón, de Cristina García Ramos. Además, Mari Carmen y sus compañeros aprovecharon para disfrutar de la noche madrileña.

Cosas del amor fue el motivo de su siguiente visita en octubre de 1999. En esa ocasión, Telenovela organizó una firma de autógrafos y una cena para la actriz con su grupo de fans. 

Risas, regalos y sorpresas hicieron de esta noche una velada inolvidable. Francisco, un hermano de la actriz que vive en Suiza, no la veía desde hacía dos años. Él viajó hasta Madrid para verla.

La Plaza Mayor de Madrid fue uno de los lugares que eligió uno de los días de su estancia para pasear. 

Fueron mucha gente la que se le acercó para hacerse fotos con ella. Tan cariñosa con sus fans como siempre, no dudó en posar con ellos y firmarles autógrafos.

Cuando era niña, su madre siempre decía que era un torbellino. Pero quién mejor que ella para definirse... 

• ¿Quién eres?:“Una mujer justa, sencilla, humilde y profesional”

• Un deseo: “Que se encuentre la cura contra el cáncer y el sida”

• Tu gran pasión: “Mis cuatro gatitos. Pienso que los animales son mejores que las personas y fueron mi mayor apoyo en los momentos más duros”

• Manías: “Chascar los dedos, dormir boca abajo y tener todo en orden”

• Detesta: “Que me hagan esperar, la hipocresía y los aviones”

• Un pecado capital: “La gula, sobre todo si se trata de chocolate”

• Ambición en la vida: “Ser feliz”.



'SEÑORA' (1988)

• Dato: Fue la primera novela que emitió Tele 5 en la sobremesa para competir con las de otras cadenas de televisión. Pudimos verla en 1990. 

• El galán: Hizo pareja con Carlos Mata, quien afirmó de la actriz: “Pocas veces he conocido a una mujer tan bella, por fuera y por dentro”

• Celos: Se rumoreó que Mata tuvo algún altercado con Marlene Maseda, su esposa entonces, tras las escenas subidas de tono con Mari Carmen.


'EL DESPRECIO' (1991)

• Curiosidad. Era una coproducción de Antena 3, pero fue TVE la cadena que la emitió en 1994. 

• Innovadora. Fue la primera protagonista fea de las telenovelas latinoamericanas. 

• El personaje: “Me encantó el papel de Clara Inés porque era diferente; una mujer fea, coja y un poco tartamuda. Después de las grabaciones me quedé con sus gafas”

• Su compañero. “Flavio Caballero y yo teníamos tanto feeling que muchas veces llorábamos en los ensayos”.


'LOS ÁNGELES DE LA NOCHE' (1992)

Fotonovela producida en Italia. Su galán fue el argentino Gustavo Bermúdez.


'COSAS DEL AMOR' (1998)

• En España. TVE la estrenó en mayo de 1999. 

• Reencuentro con Perú. “Me ha encantado volver; es un país que me fascina, sobre todo por la gente, que es muy amable y me quiere”

• Lo que más le gustó. “Interpreto a una mujer, Valeria, con mucho carácter y que no permite que nadie la atropelle”

• Localizaciones. “Era la primera vez que grababa en una casa, siempre lo había hecho en estudios o en exteriores”

• De nuevo con Diego Bertie. Aunque él aseguró que hubo química entre ellos, la actriz confesó que sólo fue una relación respetuosa: “No hay ninguna amistad”.


'CARÍSSIMA' (2001)

• País producción: Venezuela. 

• Personaje. “Yermany es una mujer despreciada por su marido”

• Cambio de rol. “Pasé de ser la joven y guapa protagonista a la madre de esta. Y lo asumí bien”

• Compañeros. Fueron Franklin Vírgüez (Ángel rebelde) y Carolina Tejera (Gata salvaje). 

• Música. Carlos Baute escribió el tema principal, titulado Te quise olvidar.


Y ADEMÁS...

• Cristal (1985). Tuvo un papel secundario, Alicia, pero aprendió de los más grandes del momento. 

• Mi amada Beatriz (1987). En ella trabajó al lado de Catherine Fulop. 

• Princesa (1992). “La trama gira en torno a una chica que es elegida Princesa en el concurso de belleza de su escuela”

• Amores de fin de siglo (1995). Repetía con Flavio Caballero. Antes habían trabajado en La intrusaSeñora,Amanda Sabater y El desprecio.


La biografía de Mari Carmen Regueiro es un apasionante recorrido en el que se alternan las alegrías y las penas, el amor y el desconsuelo. Y de ella, al final, se desprende una importante lección para la vida: “He aprendido a ser valiente y a no juzgar”.
Vino al mundo el 22 de noviembre de 1966 en Venezuela, país al que emigraron sus padres, gallegos, para abrir una joyería. Es la cuarta de cinco hermanos, tres varones y una mujer. A diferencia de la mayoría de artistas, ella nunca soñó con serlo. Fueron la casualidad la que trazó su destino. “No quería estudiar en la universidad y, aunque pretendía ser azafata, tampoco lo tenía claro”.
Mientras lo decidía, ingresó en la Escuela Nacional de Teatro, aunque eso de representar vidas ajenas no le gustaba: “Los actores me parecían locos porque hablaban solos”. Pero se enamoró de la profesión. Hizo varias obras, como Calígula o Romeo y Julieta, pero han sido en las novelas donde ha destacado.
Gracias a la recomendación de un actor, la llamaron de RCTV para participar en la comedia Mamy. Eso sucedía en 1985 y, un año más tarde, intervino en su primera telenovela, la mítica Cristal. En 1987 grabó La intrusa y en 1988, Mi amada Beatriz.
Pero su primera producción como protagonista fue Señora, por la que recibió el premio a la Mejor Actriz Revelación de Venezuela. Tenía 20 años. Desgraciadamente, su felicidad se vio ensombrecida por la muerte de su hermana en un accidente de tráfico: “Fue un golpe terrible y me quedé a cargo de mis dos sobrinos”.

Amanda Sabater, en 1989, fue su siguiente producción; en ella hizo pareja con Flavio Caballero. Por entonces ya era una de las figuras más admiradas de su país, pero su personaje de Clara Inés en el El desprecio le otorgó fama en el extranjero; tanta que se marchó a Perú para hacer Natacha en 1990.
Esta novela la marcó en el terreno profesional y en el personal: se enamoró de su compañero Diego Bertie. Hasta entonces no se conocía casi nada de su vida privada, pero en este caso fue inevitable: “Lo mantuvimos en secreto hasta que pudimos”. No obstante, su relación acabó siendo una pesadilla y rompieron.
A principios de 1992, otro hombre ocupó su corazón: Ramiro Helmeyer“Es hermano de mi mejor amiga. Me gustó porque era muy alegre”. Estaba casado, pero no fue un obstáculo para su relación. La distancia tampoco cuando, ese año, la actriz viajó a Argentina para grabarPrincesa, junto a Gabriel Corrado.
Todo parecía perfecto, pero de la noche a la mañana se desencadenó la tragedia. Un día de agosto de 1993, un coche bomba explotó en un centro comercial de Caracas y falleció un hombre. Ramiro fue acusado y condenado a 30 años de cárcel como responsable.

A pesar de lo ocurrido, Mari Carmen siempre lo apoyó:“No es un monstruo, sino un ser humano que quiere rectificar”, dijo. Pero se le cerraron puertas en el ámbito laboral: “No he hecho nada malo, sólo amar”. No regresó a televisión hasta 1995 con Amores de fin de siglo.
En 1996 se casó en secreto con Helmeyer, noticia que no confirmó hasta tiempo después. Y un año más tarde volvió a Argentina para grabar Milady, la historia continúacon Osvaldo Laport y, de nuevo, con Gabriel Corrado.
Tras esta producción, la actriz se tomó un descanso de dos años. “Quiero dedicarme a mi casa, al negocio que tengo con mis hermanos y a mis queridos animales”, explicaba. Pero el guión de Cosas del amor, en 1998, hizo que volviera. La novela supuso el reencuentro con su amado público peruano tras siete años; y también con su ex, Diego Bertie.
Su última producción, Caríssima, la grabó en 2001. Desde entonces, sólo ha participado en la webnovelaSedúceme y en la radionovela Libertaria, estrenada en septiembre de 2008.
Ramiro fue indultado en 2000 y en la actualidad el matrimonio vive feliz junto a sus hijos, Nicolás, que nació en 2002, y Daniela, en 2003. ¿Volveremos a verla? No parece probable si nos atenemos a sus palabras. “Siento que no voy a envejecer actuando. Me encanta mi trabajo, pero es absorbente. Deseo estar tranquila y en paz”.


FOTOS







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada