martes, 25 de diciembre de 2012

Alejandro Felipe Flores


'AMARTE ASÍ, FRIJOLITO'

• TVE 1. La estrenó en junio de 2005. 

• Predestinado. “Buscaban a un niño de 10 años para el papel. En ese momento yo tenía 4, pero insistí en realizar la prueba y, finalmente, me cogieron”. 

• Similitudes. “Frijolito es un niño muy tierno, quiere mucho a su mamá y es buen amigo. En eso nos parecemos”. 

• Ratos libres. “Jugaba y hacía travesuras con mis amigos en la novela: Leonardo Juárez, Mariana Beyer e Isamar Martínez”. 

• Reconocimiento. “Gracias a este papel me salieron fans en todo el mundo”. 

• Litzy. “Era como mi segunda madre y, al igual que con Mauricio Ochmann, hicimos una estupenda amistad”.


'CORAZÓN PARTIDO'

• En España. Tuvimos la oportunidad de verla en el año 2006 gracias a TVE 1. 

• Danna García. Estaba feliz con la incorporación de Flores. Decía que era un crío con “ángel” y un gran actor. 

• Su personaje. Alejandro Felipe interpreta a Piquín, un niño pobre que es el amigo inseparable de Esteban, el hijo de Aura (Danna García).


'LA VIUDA DE BLANCO'

• Emisión. En nuestro país la vimos en 2007 por TVE 1. 

• El elenco. Compartió créditos con Itatí Cantoral y Francisco Gattorno. “Alejandro me vuelve loca. Es muy inteligente”, asegura la actriz. 

• La música. Participó en la banda sonora de la novela. 

• Un deseo. “Me gustaría tener poderes, al igual que Felipe y Duván, los gemelos que interpreto”. 

• Muy diferente. “Yo no estoy tan mimado como mis personajes, pero mi madre a veces me hace la pelota y me dice que me quiere mucho”.


EN LOS DESCANSOS DE 'LA VIUDA....'

"Me lo pasé fenomenal. Teníamos una sala con un futbolín y una mesa de ping-pong donde jugaba con mis dobles y los hijos de Itatí Cantoral. Además, cuando teníamos escenas en el colegio, nos juntábamos un montón de niños”, recuerda.


'PASIÓN'

• Año de producción. 2007. 

• A medida. El personaje se creó especialmente para él. 

• Cumplió 9 años. “Nunca imaginé el cariño de mis compañeros. Dejaron las grabaciones para cantarme por mi cumpleaños”. 

• Con su hermana. Era la primera vez que trabajaba junto a Lilibeth. 

• Compañeros. Susana González, Fernando Colunga y Sebastián Rulli.


'AMOR REAL'

• En España. TVE 1 la emitió en el mes de abril de 2005. 

• Buenos amigos. Pese a su corta edad, hizo buenas migas con Mauricio Islas. “Además de simpático, es mi actor favorito”. 

• El consentido. Tanto sus padres en la telenovela, Adela Noriega y Fernando Colunga, como el resto del equipo jugaban con él y le regalaban dulces. 

• Versión. Está basada en Bodas de odio, de 1983. 

• Éxito. En México batió récords de audiencia. Fue la primera telenovela subtitulada en inglés.


EN EL CINE

Ha sido el protagonista de The finding, un cortometraje dirigido por Alonso Álvarez Barred.


PREMIADO

Recibió la Orquídea USA 2006 por su doble papel en La viuda de Blanco. El actor posó con Natalia Streignard, galardonada por su trabajo en La tormenta.

Tiene varias mascotas: un perro y unos cangrejos que le regaló Carla Estrada durante un rodaje.

Pero estos no son los únicos animales que le acompañan. ¡Alejandro tiene dos cobayas!.

Durante su larga estancia en Argentina, donde en 2005 grabó Amarte así, Frijolito, visitó un zoológico. Disfrutó de los animales más salvajes. Los tigres no parecían asustarle.

Años más tarde, en 2007, repitió la experiencia en Miami. En un descanso de La viuda de blanco, visitó otro zoológico. Con la picardia que le caracteriza, posó para el fotógrafo en un hipopótamo. No era de verdad, pero aseguró que no le hubiera importado hacerlo en uno vivito y coleando.

Como si lo hiciera todos los días, Alejandro también se atrevió a dar de comer a las jirafas.

Y con la simpatía que le caracteriza, no dudo en imitar a un chimpancé.

En noviembre de 2005 vino a Madrid a promocionar Amarte así, Frijolito. Aquí coincidió con su amigo e ídolo Mauricio Islas, con el que se divirtió mucho y posaron para los medios encantados.

El 15 de septiembre de 2006 celebró la conmmeroción de la independencia mexicana con su hermana Liibeth.

La noche de Halloween del mismo año la compartió con sus compañeros de La viuda de blanco y su hermana. Los dos se disfrazaron para la ocasión.

El poco tiempo libre que tiene lo disfruta al máximo: “Además de jugar al fútbol y a los videojuegos, lo que más me gusta es estar en familia”. Precisamente con su madre y su hermana lo vemos disfrutando de un paseo en quad.

Tras acabar de grabar Amarte así, Frijolito, la familia al completo disfrutó de unos días de descanso en la estación de esquí de Bariloche (Argentina).


Hijo de Fernando Colunga y Adela Noriega, de Mauricio Ochmann y Litzy, de Francisco Gattorno e Itatí Cantoral... Así, no es de extrañar que Alejandro Felipe Flores haya seguido los pasos de sus progenitores en la ficción y, con 10 años, ya podamos hablar de él como de toda una estrella. Cuatro telenovelas, tres películas... avalan su aún breve pero intensa trayectoria.
Sus padres en la vida real, Alejandro Flores y Mary Carmen López, nada tienen que ver con el mundo artístico. Sin embargo, sus dos hijos nacieron con un talento innato para la interpretación. Primero lo hizoLilibeth ( Las dos caras de Ana), quien además de actriz es cantante; y ocho años más tarde, el 18 de diciembre de 1999, vino al mundo Alejandro en Tabasco (México).
Precisamente, descubrió su vocación gracias a su hermana: “Me gustaba mucho estudiar los guiones con ella; era muy divertido. De ese modo me di cuenta de que quería ser actor”.
Por aquel entonces participó en varios spots, lo que facilitó que se acostumbrase a las cámaras: “He hecho mil anuncios”.
Cumplidos los 3 años, la productora de Televisa, Carla Estrada, asombrada ante la simpatía y el desparpajo del niño, le dio su primera oportunidad: “La conocí cuando acompañaba a mi hermana a un casting. Poco después me invitó a hacer de Manuelito Fuentes en Amor real”.
Como todavía no sabía leer, su madre, que se convertiría en su representante desde aquel mismo momento, lo ayudaba a aprenderse los guiones. “Ella me los leía en voz alta y yo los memorizaba”, dice.
En 2004, además de participar en algunos episodios de Mujer, casos de la vida real, debutó en el cine con Voces inocentes, trabajo por el que recibió su primer galardón como Mejor Actor Infantil de Cine.

Para Flores, trabajar se convirtió en un juego: “Me encanta interpretar distintos personajes, vivir lo que ellos viven, decir lo que piensan y darles mi toque personal”. Y aunque renunció a algunas cosas propias de su edad, mereció la pena.
Lo que no pudo dejar de lado fueron los estudios y, durante las grabaciones, siempre contaba con una tutora particular encargada de su educación. “Saco nueves y dieces, pero me gusta más estudiar los guiones”. No obstante, había una asignatura en la que se aplicaba mucho. “Deseo aprender inglés para poder rodar una película en Hollywood”, asegura.
Sería su siguiente novela la que le otorgaría la fama a nivel internacional, Amarte así, Frijolito, producida por Telemundo en 2005. Por primera vez Alejandro abandonaba México para instalarse en Argentina, donde tuvieron lugar las grabaciones.
Y si bien toda su familia viajó con él para arroparlo y demostró una asombrosa capacidad de adaptación, echó en falta algo: “Extraño a mis compañeros de clase, sobre todo a Carlitos. Menos mal que aquí he conocido a un niño igualito que él”.
A partir de ese momento se convirtió en un verdadero ídolo: “Me fascina que me reconozcan por la calle y me pidan autógrafos”. Pese a tener miles de admiradoras, él dejó claro que su corazón ya estaba ocupado por su compañera Mariana Beyer (Dulce).
Pero, terminado el rodaje, el cariño fue enfriándose por culpa de la distancia. “No sé nada de ella y mi mamá ha extraviado el número de teléfono. Creo que no tengo nada que hacer”, confesó algún tiempo después.
Y, tras siete meses en Buenos Aires, volvió a México, donde se tomó unas merecidas vacaciones. Sin embargo el descanso apenas duró unos meses.

A mediados de 2005 viajó rumbo a Miami para embarcarse en una nueva novela, La viuda de Blanco, donde se enfrentaba a un doble papel: los gemelos Felipe y Duván. No le supuso ninguna dificultad: “Es fácil porque me veo doble en la pantalla; primero digo todo el diálogo de uno y luego el del otro. Es divertido”.
Después de dos producciones con Telemundo, Carla Estrada quiso que el pequeño actor retornase a Televisa y le ofreció un papel en Pasión, historia ambientada en el México colonial. Además de trabajar de nuevo en su tierra, el jovencísimo actor compartiría créditos con su hermana Lilibeth, lo cual supuso un aliciente más.
En 2008 se volcó en el cine y participó en películas comoLa noche de Mateo o La cabeza de Buda. En esta última dio vida a Sando Can, “un niño que, por casualidad, cambia la vida de Tomás”, papel interpretado por Kuno Becker: “Es un gran actor y he aprendido muchísimo de él”. Afirma que lo que más le gustó del rodaje fueron las caracterizaciones: “Hice de doctor, de pirata...”
A principios de este año, Flores rodó El descubrimiento, cortometraje que ha cosechado importantes éxitos en prestigiosos festivales y donde afronta uno de sus personajes más complicados.
Recientemente, además, ha debutado en el teatro con Sueña, junto a Silvia Pasquel Miguel Garza: “Interpreto a Peter, un niño a quien su abuelo le prohíbe fantasear. Gracias a Mike, un escritor de teatro, recobro la imaginación y aprendo a luchar por mis sueños”.
A diferencia de su personaje, él jamás ha perdido esa capacidad: “En el futuro iremos en coches voladores y habrá puertas que nos trasladarán en el tiempo”. Y, además de llegar a ser un gran actor, tiene otros sueños: “También deseo ser cantante, médico, futbolista y espía”.
Ojalá un día se hagan realidad todos, algo que no sería extraño en vista de su trayectoria, su entusiasmo y su disciplina. Y también queremos que se cumpla el nuestro: disfrutar con Alejandro Felipe Flores durante muchos años más.


FOTOS






















































































No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada