lunes, 26 de noviembre de 2012

Mimi Lazo


'GÉMINIS'

• TVE 1. Vimos la novela en el mes de septiembre de 1992.
• Emperatriz. “Es una mujer que está en la cárcel por haber castrado a su marido, a quien pilló con otra. No es mala, pero tuvo un arrebato de celos. Me parezco a ella en cómo ha sufrido el desamor y en la fe por mejorar su vida”.
• Cambio de planes. “Al principio solo iba a hacer 30 capítulos, pero me quedé hasta el final, lo que me hizo muy feliz”.
• Gran compañera. “En la historia era el hada madrina de Ana Turpin y, en la vida real, nos hicimos muy amigas. Además, me ayudó a adaptar mi obra para el público español”. 

'EL DESAFÍO'

• Cristina Guzmán. Es una ambiciosa cantante de ópera: “Martin Han creó el personaje pensando en mí, lo cual lo hace mucho más atractivo”.
• Elenco. En la telenovela, que se grabó en 1995, la intérprete trabajó junto a unos jovencísimos Roberto Moll y Henry Soto.
• Caracterización. “Yo elegí el look en honor a las mujeres latinas que han triunfado, como María Félix, Sonia Braga o Frida Kahlo”. 

'VOLTEA PA' QUE TE ENAMORES'

• Dato. Las grabaciones se llevaron a cabo en el año 2006, en Venezuela. La telenovela consta de 267 capítulos.
• Más que compañeros. Tuvo el privilegio de compartir créditos con su hija, con amigos como Adrián Delgado o Carlos Mata, con quien ya había trabajado en varias novelas, y con su alma gemela: Elba Escobar.
• Su personaje. Interpreta a La Gladis, la madre de la protagonista, a quien da vida Daniela Alvarado.

'VIEJA, ¿YO?'

• Margot. “Protagonizar una novela pasados los 40 años es un sueño hecho realidad. En ella me enamoro de un chico más
joven que yo (Adrián Delgado)”.
• Una compañera especial. Por segunda vez, comparte créditos con su hija Cindy, que encarna a Milagros.
• Lo más difícil. Coincidió con su ex marido, Jean Carlo Simancas: “Nos saludamos con afecto, aunque nuestra relación es estrictamente profesional. Reconozco que, a veces, me genera angustia trabajar con él”.

SOBRE LAS TABLAS

Ha participado en más de 30 piezas teatrales de los más prestigiosos autores. Además, ha destacado con monólogos, como El aplauso va por dentro, en 1996, con el que triunfó en medio mundo.

La obra No seré feliz, pero tengo marido fue galardonada en Nueva York con el premio Hola Awards en la categoría Best Performance.

También protagonizó Infielmente tuyo, una obra en clave de comedia escrita por Neil Simon.

Con Gladys Price triunfó en Golpes a mi puerta.

En 2008 coincidió con su marido, Luis Fernández, en la obra Las quiero a las dos.

En 2009 formó parte de A 2.50 la Cuba Libre.

Y ese mismo año produjo Con Lazo y todo, una obra protagonizada por su hermano Henrique.

Y EN EL CINE

En 1991 rodó Terranova, junto a Antonio Banderas, de quien hablaba en estos términos: “Es muy gratificante trabajar con él; es una persona muy especial y posee un gran talento”. Aunque no faltaron los rumores que los relacionaron sentimentalmente, fomentados por una nuevo y reciente divorcio de Mimí y su cuarto marido. Ambos dejaron claro que entre ellos solamente había una “sincera amistad”.

En su última película, Miranda regresa (1997), se viste un traje de época para dar vida a Catalina la Grande de Rusia.

Debo agradecer a la vida el poder ser mejor persona gracias al trabajo. A través de las historias en las que he participado me he enfrentado a la edad, a los avatares, al amor y al odio”. Son palabras de la irreverente, provocadora y elocuente gran actriz Ana María Lazo, a quien conocemos como Mimí Lazo.
Vino al mundo en Caracas, Venezuela, un 23 de noviembre de 1954. Desde muy pequeña aprendió gracias a su abuela, vidente de profesión, a recitarle versos a la luna para que le concediese sus deseos. Al menos uno de ellos se le cumplió a los 14 años, cuando por fin emprendió su carrera interpretativa pese a la oposición de su familia: “Pensaban que ser actriz era ser prostituta, pero yo nací para actuar y no sé hacer otra cosa. Encima me gusta”.
Su primer paso fue ingresar en el Taller del Actor y después en el Taller Actoral Permanente, dirigido por el reconocido Juan Carlos Gené, su gran maestro.
Su vida discurría muy deprisa, no solo a nivel profesional: “A los 16 me casé, aunque ese matrimonio terminó antes de cumplir los dos años”.
En 1977, después de participar en la novela Carolina, protagonizó la película El pez fuma, donde mostró algo más que su talento: “Tenía una escena donde enseñaba mis nalgas, por lo que fui objeto de comentarios y persecuciones. Parecía que había matado a alguien. Esto me cambió y, a partir de entonces, la provocación movió casi todos los actos de mi vida”.
El revuelo que se creó la obligó a poner tierra de por medio: “Me fui unos meses a estudiar a Roma”. Además de calma, allí conoció a Orlando Aoun, con quien contrajo matrimonio, fruto del cual nació su hija Cyndy, el 8 de septiembre de 1982. Poco después, su marido la abandonó y ella se hizo cargo de la pequeña.
En 1985, de nuevo en Venezuela, pasó a formar parte del elenco inaugural de la Compañía Nacional de Teatro, al tiempo que participaba en novelas como Amor prohibido (1986) o Viernes negro (1988)...
A finales de los años 80 se casó con su tercer marido, el actor Jean Carlo Simancas, con quien duró algo más que con los anteriores. No guarda muy buen recuerdo de él: “Estuvimos casi cinco años juntos. Fue un hombre que me hizo mucho daño”.
Pese a la diferencia de edad, 14 años, Mimí no dudó en dar el "sí quiero" a Luis Fernández. Un año más tarde tuvieron Alejandro. La actriz tiene otra hija, Cyndy, de 28 años, fruto de su enlace con Orlando Aoun.
Ella quería ser actriz desde chiquitita, aunque sus padres no estuvieran de acuerdo.
Ha logrado superar muchos baches, uno de los peores fue cuando recibió una notificación a su casa: “Era mi despido de Radio Caracas. Me sentí frustrada como actriz y pensé que mi carrera había terminado”.
Pero ella sabía que valía para esto y continúó luchando.
Aunque no lo hubiera conseguido sin sus grandes amigos, como el reconocidísimo actor Carlos Mata, a quien le une una estrecha amistad: “Gracias a su apoyo y motivación seguí luchando; me ayudó a superarme como actriz y me salvó de la depresión”.
Practica el yoga desde 1995: “Esta disciplina significó un antes y un después en mi vida; me aportó estabilidad, seguridad en mí misma y cambió mi percepción de los hombres”.
Y es que lo tiene claro: “El hombre no es lo más importante en mi vida, es sólo una parte de ella”.
A sus 56 años, Mimí Lazo es una mujer íntegra, segura de sí misma y que continúa recitándole versos a la luna, ahora
con más fuerza que nunca: “Da igual la edad que tengas para soñar”, asegura.

FOTOS



  • Mimi Lazo



    • Mimi Lazo



      • Mimi Lazo



        • Mimi Lazo



          • Mimi Lazo






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada