viernes, 28 de diciembre de 2012

Juan Pablo Gamboa


Juan Pablo Gamboa nació el 24 de noviembre de 1966 y creció, junto a sus cuatro hermanos, en Colombia. Muy pronto se decantó por el mundo artístico. “Inicié mi carrera cuando apenas tenía 7 años participando en diversos coros y en comedias musicales, como cantante y bailarín”. De sus padres, Andrés y Sandra, recuerda: “No les hacía gracia que me dedicara a esta profesión porque no veían que tuviera futuro. Pero mi vocación y dedicación me han dado la razón”.
No les quedó otra que aceptarlo, pues Juan Pablo iba teniéndolo cada vez más claro con el paso de los años. “A los 17 salí del colegio y me fui a Nueva York, donde estudié arte dramático y producción de cine. También hice comunicación social”. Compaginaba su formación académica con sus primeros trabajos: “Fui guardia de seguridad en un centro comercial y después camarero en un restaurante de Broadway. Allí conocí a muchos artistas”.
Al terminar sus estudios, se instaló en Miami: “Me contrataron como ayudante de producción en una compañía de documentales. Ganaba un buen sueldo, pero yo soñaba con ser actor”. En 1992 viajó a México a probar suerte y pronto le llegó la primera oportunidad. “Me ofrecieron un pequeño papel de recepcionista en 'Mariaelena”. Tenía 26 años. Enseguida cautivó a los productores de Televisa y, en 1995, lo contrataron para dar vida al abogado Osvaldo en Morelia.
Algunos años después regresó a Miami para trabajar como productor de televisión, pero no por mucho tiempo. Pronto lo llamaron desde Colombia para ofrecerle su primer protagonista en Si nos dejan. También grabó allí, en 1997, Prisioneros de amor.

La vuelta a su país significó mucho para él; y no sólo en el ámbito profesional. Juan Pablo se reencontró con una chica, Bibiana, que había conocido tres años atrás en Estados Unidos y por la que entonces sintió una gran atracción. En ese momento, ambos tenían pareja. “Empezamos a vernos a escondidas hasta que nuestro amor se hizo evidente. Entonces rompimos nuestras respectivas relaciones y nos hicimos novios”.
Sólo cinco meses después, el 24 de mayo de 1996, contrajeron matrimonio. “Ella se quedó embarazada y, para evitar peleas familiares, nos casamos en una capilla colombiana”. Consciente de lo inestable del trabajo que había elegido, Gamboa pensó en abandonar: “Tenía miedo de pasar largas temporadas sin trabajar y no poder mantener a mi familia. Además, mi esposa no había acabado su carrera de Fisioterapia”.
Pero no se rindió. El 5 de noviembre de 1996 fue para él un gran día: y por partida doble. Por un lado nació su hijo Santiago, momento que recuerda como algo mágico: “De repente dejas de pensar en ti mismo, maduras. Ahora él es mi prioridad”. Por otro, Televisa lo contrató para participar en Esmeralda: “Trabajar en México es vital para un actor, sobre todo porque este país representa el trampolín al mercado internacional”. Su estupenda interpretación lo catapultó a la fama y le otorgó un lugar de privilegio entre las estrellas televisivas.
Un año más tarde, y tras haber encarnado a Álvaro, un hombre dulce que lucha por el amor verdadero, se trasformó en el malvado e infiel Willy en La usurpadora, novela de la misma productora: “Estoy encantado de ser el malo, siempre se le puede sacar más jugo al personaje. He podido demostrar de lo que soy capaz. Además, en este caso es un villano simpático”.
Era su segundo gran éxito con Televisa, que le ofreció un contrato de exclusividad por cinco años. Esto le permitió establecer su residencia en México. “Mi hijo está creciendo y necesita estabilidad”, afirmó.
A partir de ese momento, empezó a enlazar una novela con otra. En 1999 grabó El diario de Daniela y Alma rebelde y, una año más tarde, Carita de ángel. Metido en las grabaciones de esta última, recibió la gran noticia de que iba a tener otro hijo. Y el 24 de febrero de 2001 nació Mariana. “Me siento como un padre primerizo”, aseguró emocionado.

Juan Pablo aprovechó que había terminado Carita de ángel para tomarse unas vacaciones junto a su familia. Tras el merecido descanso grabó Aventuras en el tiempo y La intrusa. El año 2002 lo dedicó al cine estadounidense: “Interpreté a un embajador en ‘Fidel’, luego participé en ‘Vampiros’ y, más tarde, tuve un papel algo más importante en 'King of Texas”.
Después de grabar la telenovela Niña, amada mía(2003), aterrizó en Perú para protagonizar la película Cuando el cielo es azul: “Me apasionó el proyecto y, principalmente, estar en un lugar tan emblemático como Cuzco; amo la arqueología y la cultura precolombina”.
Terminado el rodaje, a principios de 2004 viajó a Miami para comenzar Ángel rebelde y de ahí se fue a Dallas para actuar en La ley del silencio, de Telemundo. Tanto viaje desencadenó una crisis en su matrimonio que terminó en divorcio: “Bibiana cambió y, además, se enamoró de otro hombre”.
Un año más tarde dio vida a Jorge Pineda en Vuelo 1503. Esta serie significó el reencuentro con su país natal, donde reside actualmente y donde le han llovido las ofertas. Pura sangre (2007) y Súper pá (2008) han sido sus dos últimas producciones: “Ahora, además de seguir haciendo televisión y cine, quiero escribir y producir mis propias películas”.
Mientras su carrera sigue imparable, en el amor aún no ha encontrado la estabilidad que precisa. Tuvo una relación con la actriz Adriana Naranjo que no cuajó: “No éramos compatibles”. ¿Qué debe tener la mujer de sus sueños? Tomad nota: “Debe ser inteligente, original, que no tema mostrarme su alma y que me mate con la mirada”.

UNA FAMILIA MUY UNIDA

Gamboa vivió sus mejores momentos junto a su hermano mayor, Felipe, y los dos pequeños, Juliana y Santiago, con los que guarda un gran parecido.

SU OTRA PASIÓN

Cuando tenía 17 años también le fascinaba la música. Además de cantar, demostró ser un gran compositor.

BODA Y DIVORCIO

Se casó el 24 de mayo de 1996 con Bibiana. Aunque su matrimonio se rompió en 2005, Gamboa asegura que su ex mujer le ha dado lo que más ama en esta vida: sus hijos.

SER PADRE

Santiago nació el 5 de noviembre de 1996. "Cuando eres padre, de repente dejas de pensar en ti mismo y maduras".

LA NIÑA DE SUS OJOS

El 24 de febrero de 2001 nació Mariana. “Me siento como un padre primerizo”, aseguró emocionado.

AGRADECIDO CON SUS FANS

Siempre tiene un gesto de cariño para su público, en este caso para las lectoras de Telenovela.

CON ANDREA MONTENEGRO

Junto a Andrea Montenegro protagonizó la película 'Cuando el cielo es azul', una historia con grandes dosis de pasión.

¡QUÉ PASIÓN!

Sobre las escenas más tórridas de 'Cuando el cielo es azul', confiesa: “Me dio un poco de vergüenza al verlas y me sonrojé”.

RIVALES Y AMIGOS

Con Fernando Colunga coincidió en Esmeralda y más tarde en La usurpadora. Aunque en ambas compiten por una mujer, en la vida real se llevan de maravilla. “Nuestra relación va más allá del trabajo, somos íntimos amigos”.

ESMERALDA

• En España. Seguimos esta apasionante historia en TVE 1 en 1997. • Un consejo para Álvaro. “A mi personaje le diría que espabilase. Es demasiado paciente con Esmeralda... ¡Y ella no le corresponde!”. • El elenco. Trabajó junto a Leticia Calderón y a su gran amigo Fernando Colunga. • Turismo en México. Se tomó un descanso para conocer la zona arqueológica donde se grabaron algunas de las escenas: las pirámides de Teotihuacán.

LA USURPADORA

• TVE 1. La emitió en 1999. • Su papel. Willy es abogado y está casado con Estefanía (Chantal Andere), a la que es infiel. “Es encantadora. Puedo hablar con ella de todo”, aseguró. • Sus compañeros. Gabriela Spanic, Fernando Colunga, Alejandro Rui y Mario Cimarro, entre muchos otros. • Un rodaje duro. “Íbamos al límite; lo que grabábamos se emitía al día siguiente. A pesar de las dificultades lo llevábamos bien gracias al buen ambiente que había”. • Su mejor trabajo. “Ha sido la telenovela más importante que he interpretado. Hizo historia y logró batir récords de audiencia en México”.

CARITA DE ÁNGEL

• Año de producción. 2000. • Un triste episodio. Libertad Lamarque murió durante el rodaje y fue sustituida por Silvia Pinal. • El nombre. “Doy vida a Noé Gamboa. Los productores eligieron mantener mi apellido”. • Nora Salinas, su pareja. “Quiero mucho a Juan Pablo; todavía mantenemos una relación fantástica”, ha afirmado la actriz mexicana recientemente.

MAÑANA ES PARA SIEMPRE

• En España. Antena 3 la emitió en enero de 2008. • Su personaje. Federico Lagos es un ambicioso ejecutivo a quien su esposa (Silvia de Dios) engaña porque no puede darle hijos. • La versión mexicana. Actualmente, Televisa está grabando un remake, 'Mañana es para siempre'. El papel de Gamboa lo interpreta Guillermo Capetillo. • Premios. La novela obtuvo nueve en distintos certámenes celebrados en Colombia en 2008.

ADEMÁS

• ‘Morelia’ (1995). “Era mi primer papel importante y recuerdo que Arturo Peniche me apoyó mucho”. • ‘Si nos dejan’ (1995). “La historia estaba basada en la canción mexicana de José Alfredo Jiménez”. • ‘El diario de Daniela’ (1998). Fue la primera de las cuatro telenovelas infantiles en las que ha intervenido. • ‘Niña amada mía’ (2003). Disfruté mucho con los escenarios naturales y con las clases de equitación”. • ‘Ángel rebelde’ (2004). “Mi personaje me decepcionó, no le dieron la importancia prevista”.



FOTOS














































































Cynthia Klitbo


'LA DUEÑA'

• Emisión. En España la vimos en TVE 1. Corría el año 1996. • La historia. Laura envidia a suprima Regina (Angélica Rivera) por su belleza y, sobre todo, por disponer de una gran fortuna, por lo que le hará la vida imposible.“Pero pienso que tiene motivos para actuar así”, alegaba Cynthia. • Un gran esfuerzo. “Me costó mucho sentir y pensar como Laura, pero poco a poco logré reaccionar como ella de modo natural. Me fijé en una amiga de la infancia”. • Sus compañeros. Eduardo Santamarina, Francisco Gattorno y Aylín Mújica. • Premios. El Estrella de Plata (México) y el ACE (Nueva York), entre otros.


'EL PRIVILEGIO DE AMAR'

• Año de producción: 1998 • Malísima. Es su personaje más perverso.“Hacer daño a la hija de tu rival es algo que no puede perdonarse”. • La escena más difícil.“La idea de raparme la cabeza fue mía y a los directores les gustó. Tras la grabación, lloré emocionada”. • Versión. Es un remake de la recordada Cristal. • Compañero de villanías. Enrique Rocha interpreta a Nicolás, su amante.


'VELO DE NOVIA'

• Dato. Se grabó en 2003. • Personaje. Raquela, cruel y ambiciosa, oculta su doble vida a su novio (Eduardo Santamarina). • Por una buena causa. La novela promovió la donación de órganos. • La víctima. Susana González es el blanco de todas sus maldades. • Cambios. A las pocas semanas de iniciar el rodaje, el productor sustituyó a la mayor parte del elenco para introducir una nueva historia.


'LA CASA EN LA PLAYA'

• Fecha. Producida en 2000. • Protagonista. Por una vez no encarnó a la villana, pero no le importó:“Soy actriz ante todo, da igual lo que interprete”. • Su galán. En la ficción se enamoraba de otro conocido villano, Sergio Goyri. Hubo mucha química entre ambos. • Escándalo. Uno de los actores, Carlos Peniche, de 23 años, acusó de acoso sexual al director. Cynthia defendió a este último. • Tema musical. Donde está la vida, de Pancho Céspedes.


'PEREGRINA'

• Inolvidable. La trama discurre en un circo:“Nunca había visto uno; fue una gran experiencia”. • Remake. Está basada en la novela venezolana Kassandra (1992). • Era Abigail. “Esta es la primera vez que encarno a una mujer de pueblo, una sirvienta, y la verdad es que estoy encantada". • Amor de hija. “Mi padre en la ficción, Salvador Sánchez, es un actorazo”.


'ORINOCO'

Junto a otra gran villana, Azela Robinson (Contra viento y marea), protagonizó esta obra teatral, su tercera apuesta como productora. Se estrenó en 2007 y supuso el regreso a la vida artística de Cynthia tras su anhelada maternidad. “Ha sido uno de los personajes más difíciles de mi carrera”, aseguró.


SU POSADO MÁS PROVOCADOR

Cynthia ha pasado por quirófano para hacerse algún retoque y se cuida cada día. Su imagen tampoco la descuida en las campañas de publicidad que ha hecho. Se deja asesorar, pero también pone su granito de arena en los estilismos.


JORGE ANTOLÍN

Se casaron en 1987, pero dos años después se separaron. Se dijo que fue por problemas de dinero.

FRANCISCO GATTORNO

En 1995 se enamoró del protagonista de La Viuda de Blanco y dos años más tarde rompieron. Por incompatibilidad de caracteres", aseguró ella.

ENRIQUE GARCÍA

A los 34 años salió con este atractivo empresario mexicano, pero el romance no duró mucho. "Terminamos porque era muy celoso y yo no soporto que me controlen", afirmó.

JUAN SOLER

En 2002 inició un fugaz noviazgo con el galán de María Emilia.

RUBÉN LIRA

Tras acusarlo de estafador y mentiroso, Cynthia le ha dado otra oportunidad a Rubén Lira, su tercer marido. Con este se casó en noviembre de 2005.

LA NIÑA DE SUS OJOS

Rubén Lira es el padre de su hija Elisa, de dos añitos y medio.

Peregrina de una vida incierta, privilegiada por amar y ser amada y protagonista de desnudos, tres bodas y varios escándalos a medianoche. Hablamos de Cynthia Klitbo, una increíble mujer que un día se convirtió en la dueña de nuestro corazón. A sus 42 años, todavía despliega sus alas y se atreve a soñar como cuando era niña. Entonces su ilusión era ser actriz. ¿Y ahora?
Para conocer el origen de esta gran villana televisiva, nos remontamos al 11 de marzo de 1967, día en que nació en México. Sus padres y sus tres hermanos, bastante mayores que ella, pronto se percataron del desparpajo de la niña, cuyas gracias despertaban la admiración de todos. Tenía un talento innato y decidieron potenciarlo.
Tras vivir cuatro años en Argentina y dos en Brasil, donde murió su padre, volvieron a México. Allí, Cynthia inició su carrera artística. Y allí sigue, pues nunca sintió necesidad de trabajar fuera de su país: “Televisa ya te da a conocer internacionalmente”. Rebosante de ilusión, empezó presentando programas infantiles y musicales a la vez que estudiaba interpretación.
En 1987 hizo su debut en las novelas con Cómo duele callar. En esa época no sólo despegó en el terreno profesional, también en el personal, pues se casó con el actor Jorge Antolín. A Cynthia empezaron a lloverle proyectos, pero fue Cadenas de amargura, en 1991, la que le dio enorme popularidad. Además, ese año tuvo su primera oportunidad en el cine con Asalto, dirigida y protagonizada por Humberto Zurita.

En aquel momento, los rumores sobre su divorcio cobraban cada vez más fuerza. Aunque la actriz lo desmintió, lo cierto es que poco interrumpieron sus dos años de matrimonio. Esto supuso un punto de inflexión en su vida y, en 1993, tras Siempre por un sueño, dejó la televisión para volcarse en el cine y el teatro.
En 1995, y con una imagen renovada, regresó al género con La dueña, trabajo que significó su consagración como actriz. Gracias a esta producción se enamoró de su compañero, Francisco Gattorno: “ Al principio me pareció guapísimo, pero no me atrajo porque era muy lanzado”.
Sin embargo, el actor se quedó prendado desde el primer instante: “Descubrí a una mujer bella y agradable; y eso que pensaba que era frívola y distante”. Ambos iniciaron así un mediático romance.
En 1997, Klitbo se enfrentó a un nuevo reto con Alguna vez tendremos alas, donde protagonizó tórridas escenas de cama. “Me he demostrado que puedo hacer cualquier papel”, comentó entonces. Al término de esta se centró en el teatro mientras ultimaba los preparativos de su boda, que se celebró en diciembre. Un final feliz para un año que calificó como “complicado”; Gattorno había sufrido un grave accidente y ella, un aborto que la sumió en una depresión.
Segundo matrimonio y segundo divorcio. En julio de 1999 anunció su separación por “incompatibilidad de caracteres”. Esta nueva ruptura hizo mella en la mexicana, que en aquel momento grababa El privilegio de amar.“Quiero disfrutar de mi soledad y dedicarme a mí”. Aunque Ariel López Padilla apareció en su vida, ella no estaba preparada para otra relación: “Lo intentamos, pero no pudo ser. Mejor tener una buena amistad que un mal noviazgo”.

Mientras su lista de títulos crecía con La casa de la playaMi destino eres tú –ambas de 2000–, también lo hacía la de romances. A los 34 años salió con el empresario mexicano Enrique García y, a los 35, con Juan Soler, con quien coincidió después en Palabra de mujer (2008). Pero con ninguno halló la anhelada estabilidad.
En 2003, y después de una ausencia de tres años, reapareció con Velo de novia. Ella nunca volvería a ponerse uno, pese a que estaba de nuevo enamorada, esta vez del modelo cubano Rolando Tirado“No he nacido para ser una mujer casada”. Lo que sí tenía claro es que quería ser madre, pero en 2004 descubrió que su chico le era infiel y le dijo adiós.
Su gran sueño se cumplió en 2005. Después de años intentándolo, se quedó embarazada gracias a un tratamiento de fertilidad. Elisa nació el 1 de agosto de 2006. Pero... ¿quién era el padre? Cynthia lo confesó tras el parto. Se llamaba Rubén Lira, un coordinador artístico once años menor al que conoció mientras participaba en el programa Bailando por un sueño. Se casó con él en noviembre.
La maternidad la apartó del trabajo hasta abril de 2007, cuando regresó con la obra Orinoco. Poco antes del estreno, en marzo, Klitbo anunció su divorcio de Rubén, a quien acusó de estafador e infiel. Con ello nos dejó atónitos, pero aún más cuando meses después hizo pública la reconciliación. “Ha cambiado”, aseguró. Si bien se ha dicho que es víctima de malos tratos, ella insiste: “Es mentira. Somos felices”.
Recientemente ha posado desnuda para una revista y se ha incorporado al elenco de Atrévete a soñar. Una vez más, su sueño de ser madre de nuevo tendrá que esperar.


FOTOS



























































jueves, 27 de diciembre de 2012

Manolo Cardona

"Guapo a rabiar”. Este es sólo uno de los muchos piropos que sus fans regalan a Manolo Cardona, y eso que no se trata del típico galán que muestra abdominales en cada escena.

Con esa mirada y ese porte no le hace falta mostrar nada más.

En cualquier situación nos parece irresistible.

Su talento lo tiene desde niño: el primer personaje que encarnó fue, a los pocos meses de nacer, el niño Jesús.

Con tan sólo 14 años grabó su primer anuncio. Desde entonces no ha parado.

Su primer papel protagonista lo consiguió en 1998, a la edad de 21 años.

Ya hemos visto que tanto de ingenuo y despistado como de duro e incluso perverso, está irresistible. Y eso sin contar con que se prepara a conciencia cada trabajo.

Su ‘romance’ español: El colombiano pasó varios días de julio en nuestro país grabando un videoclip donde se enamoraba de Mar Saura. “Es muy guapa, inteligente y tiene mucha energía”, dijo de ella.

El cine, un sueño al que se acerca poco a poco: Aunque aún no le han dado el papel que lo reconozca como actor de cine, Manolo ya se ha estrenado en el medio. Fue en 2005 con 'La mujer de mi hermano', junto a su ex novia Bárbara Mori.

El cine, un sueño al que se acerca poco a poco: Más adelante rodó 'Rosario Tijeras', con el español Unax Ugalde.

Sus telenovelas: MARINA: • Estreno español. Llegó a La 1 en enero de este año para ocupar el lugar dejado por la mexicana 'Destilando amor'. • Galán de rebote. Manolo Cardona no fue el actor elegido en un primer momento como protagonista. Aterrizó en la novela después de que Mauricio Ochmann, grabados 20 capítulos, se retirara para ingresar en un centro de desintoxicación de drogas. • Un gran reto. Telemundo se atrevió a adaptar la historia que en 1979 se convirtió en un fenómeno social: 'Los ricos también lloran', con Verónica Castro y Rogelio Guerra. Dieciséis años después la protagonizaron Thalía y Fernando Colunga en 'María, la del barrio'. • Escenario paradisiaco. La novela se grabó en la bella ciudad mexicana de Acapulco.

Sus telenovelas: LADRÓN DE CORAZONES: • Argumento. Cardona es un hombre que se ve obligado a delinquir y Lorena Rojas, una atractiva policía que trabaja de incógnito. El destino los une cuando él, para atrapar a los narcos que asesinaron a su padre, la ayuda a investigar. • Sus compañeros. Humberto Zurita, su tío en 'Marina', y Roberto Mateos ('Amarte así, Frijolito') trabajaron en esta su primera novela fuera de Colombia. Se grabó en 2003 en México para Telemundo. • De él comentó Lorena: “Fue un gran placer trabajar con un actor como Manolo”.

Sus telenovelas: GITANAS: • Amor intercultural. Ana de la Reguera interpreta a María Salomé, una sensual gitana de la que se enamora Sebastián (Cardona), un joven que no pertenece a su raza. La discriminación social y el odio que existe entre sus familias por una humillación del pasado pone todo tipo de obstáculos a ese romance. • A lo grande. La ciudad en la que se desarrolla la historia no existe. Se fabricó expresamente en 2004 para la novela en un terreno de 20.000 metros cuadrados ubicado en el parque ecológico Xochitla, en México. • Los mejores asesores. Los guionistas recurrieron a varias familias gitanas para conocer de primera mano sus costumbres. Su colaboración fue más allá, ya que participaron como extras en algunas escenas donde bailaban.

Sus telenovelas: AMOR A MIL: • Sobre ruedas. El romance entre Cardona y Patricia Vázquez se desarrolla en el apasionante mundo de las carreras de coches. Él encarna a un mecánico de barrio y ella a una amante de la velocidad, cuyo padre le impide convertirse en piloto. El triángulo se cierra con un corredor millonario que pretende casarse con ella. • Con la esposa de Juanes. Aquí, Manolo tuvo la oportunidad de trabajar con Karen Martínez, mujer del cantante Juanes. Con ella ha repetido este año en la serie colombiana 'El cartel'.

Atracción: 
“Me gustan las mujeres alegres, sensibles y que me mimen. También es importante su olor: por él sé si puedo estar con ellas o no”.
Belleza: 
“Nunca he dejado que guíe mi vida. De hecho, para mí ha sido una gran lucha ir en contra del estereotipo, pero me he refugiado en el arte y he conseguido demostrar que mis logros son fruto de las ganas con que realizo mi trabajo, que no están relacionados con mi cara bonita”.
Consejo: 
“Hace años, cuando mi madre me oía decir que era incapaz de hacer algo, me insistía en que pensara que sí, que siempre se puede. Y es verdad. Uno crea su mundo”.
Deporte:
“Me gusta, sobre todo, el fútbol. De niño soñaba con dedicarme a ello, lástima que mi familia no se diera cuenta. Es mi gran frustración”. 
Estrella:
“No voy de eso, no va conmigo. Sigo siendo el mismo y trato de mejorar cada día, tanto personal como profesionalmente”.
Futuro: 
“No pienso en él, me dejo llevar por lo que la vida me ofrece en cada momento”.


Son muchos los actores que aseguran haber sentido el gusanillo de la interpretación a una edad muy temprana. En el caso del colombiano Manolo Cardona (Popayán, 25 de abril de 1977), esta afirmación se remonta nada menos que a los primeros meses de su vida, cuando en una función escolar hizo las veces del mismísimo niño Jesús. Su madre, la astróloga Nancy Molano, recuerda con gracia el interés de su segundo hijo por la actuación: “En una ocasión me engañó, me hizo creer que se desmayaba y se tiró al suelo.. Cuando, nerviosa y asustada, me apresuré a socorrerlo, salió corriendo y empezó a reírse a carcajadas junto con sus hermanos, Francisco y Juan José”.
Pero mucho antes de que la habilidad para encarnar personajes se convirtiera en su profesión, Manolo, un gracioso y encantador chiquillo de ojos azules que tenía encandilada a sus tías, disfrutó de una infancia feliz en la finca donde vivían. Con sus inseparables hermanos, pasaba horas jugando con la yegua La Negra, cazando murciélagos y haciendo volar una cometa.
Sigue siendo muy travieso
Sin embargo, debido a una bronquitis del benjamín de los Cardona, Manolo, que contaba 9 años, y los suyos se trasladaron a Cali. Allí, la realidad no era tan idílica. La ciudad no se caracterizaba por su hospitalidad, pero pronto el actor encontró de nuevo en su familia y en un grupo de amigos del colegio Berchmans, donde estudió, el apoyo para recuperar la alegría. “Me lo pasaba bien en la escuela y jugaba mucho al fútbol. Una vez entré en el aula con la almohada y en medio de la clase la saqué, me recosté sobre ella y me puse a dormir. Me expulsaron. No entiendo por qué, yo sólo estaba cansado y quería echarme una siestecita”, rememora con sorna el actor, que confiesa ser todavía tan travieso como entonces.
La fama le llegó con Paola rey
A los 14 años realizó su primer anuncio, de zapatos, al que seguirían muchos más. La publicidad y sus trabajos de modelo siempre se los tomó como una afición y un modo de costearse sus ‘vicios’. “Con 18 años, mi hermano mayor me convenció de que estudiara Finanzas y Relaciones Internacionales en Bogotá. Así lo hice, pero allí necesitaba dinero para divertirme. El resto me lo enviaban mis padres”.
Pero también sacaba tiempo para dedicarse a lo que sabía que estaba destinado. “Empecé a tomar clases de actuación y a trabajar de actor en lo que podía. Debuté en ‘Padres e hijos’ en 1995. Mientras, seguía asistiendo a la universidad por la noche.
Roberto Reyes, el director, cuenta la impresión que le dio Manolo: “No tenía la más remota idea de actuar, pero sí un espíritu y un don de gentes impresionantes. En una escena, debía recibir una llave de una mujer y yo le dije que, en cuanto se la dieran, la besara. Nos reímos mucho al verle besar la llave”.
Luego llegó su primer papel como protagonista. Fue en el año 1998, con Carolina Barrantes y de la mano de Miguel Varoni. El reconocimiento lo obtuvo un año después, junto a Paola Rey, en '¿Por qué diablos?'
En 2001, mientras grababa 'Amor a mil', recibió una oferta que no podía rechazar: trabajar fuera de su país, en México: “Tenía ganas de salir, explorar, conocer nuevas culturas, interpretar con otro acento”. En esa fructífera etapa nacieron 'Ladrón de corazones' y 'Gitanas'.
Al término de estas novelas, Manolo por fin acarició uno de sus sueños: aparecer en la gran pantalla. Primero con 'Rosario Tijeras', nominada al Goya en 2005 en la categoría de Mejor Película Extranjera de Habla Hispana. Y, poco después, con 'La mujer de mi hermano'.
Hasta la fecha, el colombiano tiene dos cintas aún sin estrenar: 'Madrid-México' y 'Beverly Hills Chihuahua'. Y otra, su debut en Hollywood, en la que jamás aparecerá. Se trata de 'The Reaping', donde encarnaba a un cura, amigo de Hillary Swank (ganadora de dos Oscar).
“Hubo problemas de posproducción y se repitió casi toda la película. Cuando el director me llamó para rodar, yo estaba en otro proyecto. Mi personaje lo hizo Stephen Rea”, recuerda con pena,
pero sin perder su optimismo innato. “Lo importante es que estuve en ese trabajo”, asegura.
Inquieto y con un marcado espíritu empresarial, Manolo ha creado dos productoras familiares, '11:11' y 'Miramás'. También ha abierto varios restaurantes con sus hermanos y otros artistas: “Me gusta comer bien y disfruto agasajando a mis amigos con una buena mesa”.
A pesar de su fama de rompecorazones, se le conocen pocas relaciones y muy estables, la más sonada con Bárbara Mori. A ninguna de sus novias la ha llevado al altar, quizá por miedo a que el amor acabe en divorcio, como les ocurrió a sus padres.
Ahora, su corazón lo ocupa la modelo Katharina Satch, ex novia de Michel Brown. Y también sus tres sobrinos: Julieta y Catalina, hijos de su hermano mayor, y Sebastián, del menor.
Profesionalmente, graba la serie 'El cartel' y sueña con dirigir, no sólo películas: “Me gustaría ser presidente de mi país, no por la política en sí, sino porque tengo una vena muy fuerte que me impulsa a ayudar a la gente”.


FOTOS












Ana María Orozco


Ana María Orozco nació un caluroso 4 de julio de 1975, en Bogotá (Colombia). Al verla ahora, resulta increíble creer sus palabras: “De niña era el patito feo en las fiestas”. Al margen de estas sorprendentes declaraciones, pronto demostró que tenía madera artista, al igual que su hermana, Verónica Orozco (Francisco el matemático). El talento lo heredaron de su padre, Luis Fernando Orozco, intérprete muy reconocido en su país.
Pese a tener el mejor de los maestros, su trayecto en el mundo de la actuación no estuvo exento de dificultades:“En casa hubo altibajos económicos y viví momentos duros. Trabajábamos en lo que fuese: vendiendo camisetas, ayudando en la biblioteca...”.
Pronto empezó a compaginar estos trabajos con pequeños papeles en televisión. Con 12 años debutó en el programa infantil Pequeños gigantes“Al principio no sabía si valdría; de hecho, quería estudiar Bellas Artes, pero enseguida me di cuenta de cuál era mi gran vocación”.
En 1987 le llegó su primer papel en una telenovela. Fue en Imagínate, donde trabajó al lado de Danna García y Miguel Varoni. Siguieron otros títulos, entre ellos Sangre de lobos (1991), Almas de piedra (1992) y La potra zaína(1993).
En 1995 hizo Tiempos difíciles, nada que ver con los que vivía ella. Su carrera había despegado con fuerza y, además, se enamoró de su compañero, Julián Arango. Tras trabajar juntos de nuevo en Perro amor, se casaron en abril de 1999. Su matrimonio sólo duraría diez meses.

Julián y Ana María coincidieron de nuevo en Yo soy Betty, la fea, la novela que la lanzaría a ella al estrellato. Pero las interminables jornadas de trabajo y el éxito que alcanzó la producción se volvieron en su contra. “Es difícil asimilarlo”, confesó.
Sobre todo para una joven tímida como ella. Esto le causó estrés, depresión y, según se dijo, problemas con el alcohol. Superó las dificultades gracias al apoyo de su familia, el yoga y la meditación.
Tras la buena acogida de la telenovela, la productora grabó, en 2001, la segunda parte: Ecomoda. Pero, terminada esta, la actriz decidió retirarse para descansar y seguir estudiando.
A mediados de 2003 viajó con su hermana Verónica a Nueva York para hacer un curso de arte dramático en inglés. Una noche, en el anonimato noyoquino, conoció al músico argentino Martín Quaglia. Se produjo el flechazo y Ana María no tardó en romper con el fotógrafo Pedro Franco.
A los dos meses, Orozco regresó a su país para rodar su primera película, El colombian dream. Pocos días después de llegar, descubrió que estaba embarazada. Martín abandonó sus proyectos laborales en Estados Unidos para instalarse en Bogotá. No lo habían planeado, pero estaban felices: “¿Quién no quiere tener un hijo?”, se preguntaba ella.

Por esa época debutó en el teatro con Muelle oeste, experiencia que la fascinó: “Estoy en la búsqueda de ser una actriz de verdad y la escena te proporciona la base para serlo”.
En enero de 2004, finalizada la temporada de representaciones, que la llevó a México y Bolivia, y en la recta final de su embarazo, se retiró de nuevo.
El 11 de junio de 2004 nació Lucrecia y, poco después, la familia se mudó a Argentina: “Seguiré yendo a Colombia, pero deseo que mi hija crezca en un lugar más seguro. Además, quiero conocer bien el país de Martín”, explicó. “De momento no pienso trabajar, quiero ver crecer a mi niña”. El 5 de diciembre de 2005, Ana María y Martín se casaron por lo civil.
Ese año, otro proyecto la mantuvo en activo: la serieMujeres asesinas. Y en 2007 dio vida a Susana en Amas de casa desesperadas, grabada en su país natal. Recobrada la ilusión por su profesión, en la actualidad está grabando Cupido, el negocio del amor, telenovela en la que será protagonista, después de varios años manteniéndose en un segundo plano.
Aunque ni ella ni nosotros olvidaremos jamás a Betty, Ana María Orozco ha demostrado ser mucho más que la fea.

JULIÁN ARANGO

Ana María y Julián Arango no cumplieron su primer aniversario como marido y mujer. Pese a ello, la actriz no se arrepintió de nada. “Me casé convencida de lo que hacía; lo amaba, pero entre nosotros existía una total incompatibilidad de caracteres. Ahora somos buenos amigos y compañeros”, declaró tiempo después de la separación. Lo demostraron en Yo soy Betty, la fea, la producción que la daría a conocer en todo el mundo y en la que él interpretaba al diseñador Hugo Lombardi.

PEDRO FRANCO

El fotógrafo Pedro Franco apareció en un momento muy delicado de su vida. “Me cuida, me aconseja y me entiende”, dijo de él. Muchos la criticaron porque acababa de separarse de Julián Arango, pero ella les ignoró.“Puedo morir mañana y he de vivir el momento según lo siento”.

MARTÍN QUAGLIA

Después de salir durante dos años y medio con el músico argentino Martín Quaglia, con quien tiene una hija, se casaron el 5 de diciembre de 2005 por lo civil. Lo hicieron en Buenos Aires (Argentina), ciudad a la que se trasladaron a vivir.

LUCRECIA, SU HIJA

La actriz aprovecha su tiempo libre para pasarlo con su hija Lucrecia, de 4 años. “Mi marido y mi hija son mi prioridad; el trabajo está en un segundo plano”, afirma.

'YO SOY BETTY, LA FEA'

En España. Se emitió desde septiembre de 2001 hasta mayo de 2002 en Antena 3.
El galán. Jorge Enrique Abello.
Rasgos en común. “Las dos somos románticas, soñadoras y honestas. Además, yo también sufrí rechazo social cuando no era conocida y mis padres no tenían dinero”.
Sus admiradores. “Es increíble. Todo el mundo se me acerca por la calle y me agradece que les haga reír. Es muy reconfortante”.
Versiones. Se han hecho numerosos remakes, entre ellos La fea más bella (México), Yo soy Bea (España), Ugly Betty (Estados Unidos) y La fea sin rival (China).
TP de Oro. En 2001, la producción fue premiada como Mejor Telenovela.

'ECOMODA'

Segunda parte. Se trataba de la continuación de Yo soy Betty, la fea. Antena 3 la emitió después de aquella.
Betty, presidenta. “Betty es la que manda y ya no va a aguantar más insultos. Llegó el momento de la reivindicación”.
Estreno. Pese a ser de producción colombiana, la telenovela se emitió antes en Estados Unidos.
Música. El tema principal, Somos así, lo interpretaba Yolanda Rayo, la misma artista que había cantado el de la primera parte.

'LA POTRA ZAÍNA'

Año. 1992, en Colombia.
Casting. A quince días de iniciar el rodaje todavía no habían elegido a los actores principales. Finalmente fueron Miguel Varoni y Aura Cristina Geithner.
Su personaje. Interpreta a Magdalena, la cándida hermana de Aura Cristina.
Adaptación. En 2004, Juan Soler y Paricia Manterola protagonizaron la versión mexicana, Apuesta por un amor. Geithner dijo: “Patricia necesita más preparación”.

'PERRO AMOR'

 Año. 1998. Su personaje. Tenía que caracterizarse cada día para encarnar a la Vero, una estrafalaria secretaria.
Reconocimientos. Recibió el premio Simón Bolívar a la Mejor Actriz de Reparto y el Shock a la Mejor Actriz Juvenil.
Compañeros. Danna García, Julián Arango y Jorge Enrique Abello, entre otros.

'EL RATÓN PÉREZ'

Seducida por el guión de la película El ratón Pérez, la actriz reapareció en 2006, tras un descanso de dos años.“Me pareció una idea diferente, que me haría crecer profesionalmente. La historia me conmovió. Y, además, tenía acción y humor”, dijo de esta coproducción entre Argentina y España.
En el filme la acompañaban Fabián Mazzei (Alma pirata), Nicolás Torcanowsky (Patito feo) y Delfina Varni (Floricienta).

ADEMÁS...

‘Sangre de lobos’ (1991)
El director, Víctor Mallarino, protagonizaría años después la novela La baby sister. Fue la primera de las dos veces en que Orozco coincidió con Aura Cristina Geithner.

‘Tiempos difíciles’ (1995)
Basada en hechos reales, relata la vida de un grupo de jóvenes colombianos que se ven afectados por la delincuencia en su país.

‘Amas de casa desesperadas’ (2007)
“No conocía la original, ‘Mujeres desesperadas’. Mi marido y yo compramos todas las temporadas y me encantó. Mi papel es el de Teri Hatcher”. Junto a ella trabajaron Ruddy Rodríguez (La ex), Geraldine Zivic (La mujer en el espejo) y Lorena Meritano Pasión de gavilanes).


FOTOS



















































  • ,